El matrimonio formado por el actor Michael Douglas y la actriz Catherine Zeta-Jones está a un paso de la separación y se augura un acuerdo de divorcio valorado en 300 millones de dólares (unos 225 millones de euros), según publica la revista Star en su último número.

La publicación asegura en su portada que el desorden bipolar que sufre ella es la causa de la separación y que él está buscando un abogado para "poner fin a años de infierno".

El matrimonio, que se casó en 2000, tiene dos hijos (Dylan y Carys) y Douglas tiene otro, Cameron, fruto de una relación anterior.

Zeta-Jones, de 43 años, ingresó de nuevo este año en una clínica para tratar su desorden bipolar, que le fue diagnosticado en 2011.

Recientemente la actriz comentó en una entrevista con el Sunday Telegraph que fue la batalla contra el cáncer de garganta diagnosticado a su marido lo que ha provocado los desequilibrios en su salud mental.

Por su parte, Douglas reveló en junio en una entrevista con el diario The Guardian que ese cáncer de garganta que le diagnosticaron hace tres años fue provocado por el sexo oral.

"No, sin ser muy específico, este cáncer en particular es causado por el VPH (el virus del papiloma humano), que procede en realidad del cunnilingus (práctica del sexo oral)", dijo entonces.

The Guardian hizo pública la entrevista íntegra realizada a Douglas para defenderse de las declaraciones del representante del actor, quien ha negado que su cliente dijera eso en alusión a su cáncer.