La australiana Cate Campbell se proclamo hoy en Barcelona campeona del mundo de los 100 metros libre con un tiempo de 52.34.

Tras la oceánica se clasificaron la sueca Sarah Sjostrom, que había conseguido el mejor tiempo en las semifinales, y la holandesa Ranomi Kromowidjojo.

La medallista de oro paró el crono en 52.34 por 52.89 y 53.42 de la segunda y la tercera.

La estadounidense Missy Franklin, que ya lleva cuatro medallas en estos Mundiales, no pudo pasar de la cuarta plaza a 1.13 de la australiana.

La alemana Britta Steffan, que tiene el récord del mundo desde el 31 de julio en Roma en 52.07, fue sexta a 1.41 de la campeona.