La estadounidense Missy Franklin perdió el viernes su primera final en el mundial de natación, al quedar fuera del podio en los 100 metros libres pero, en una gran demostración de genio y talento, su compañero Ryan Lochte tomó el relevo para el país norteamericano, que quedó a un solo triunfo de rebasar a China en el medallero global tras los dos nuevos oros impulsados por el neoyorquino.

Franklin, quien suma cuatro medallas de oro en el mundial, había hilvanado los cuatro triunfos consecutivamente pero quedó finalmente a 1.13 segundos de distancia de la ganadora, la australiana Cate Campbell, y debió conformarse con el cuarto lugar; por detrás de la holandesa Ranomi Kromowidjojo, medallista de bronce, y la sueca Sarah Sjostrom.

La californiana se despidió así del sueño de ganar siete medallas de oro en el certamen, al que le restan dos jornadas más antes de echar el cierre. Pero, con victorias en los 100 metros espalda, 200 libres y relevos 4x100 y 4x200 libres, sigue optando a la media docena.

La primera ocasión para añadir a la cuenta se presentará el sábado en la final de los 200 metros espalda, cuya semifinal dominó la joven de 18 años tras su decepción en los 100 libres. Tercera fue su compatriota, Elizabeth Felton, mientras que la canadiense Hilary Caldwell tomó el segundo lugar.

El estadounidense Michael Phelps ostenta el récord absoluto de siete preseas de oro en un mundial mientras que, en la categoría femenil, el máximo botín histórico son cinco triunfos en un certamen, gesta conseguida en 1978 por la también estadounidense Tracy Caulkins, y la australiana Libby Trickkett en 2007.

La estadounidense Katie Ledecky, quien estableció el martes el récord del mundo en los 1500 libres, clasificó primera en las preliminares de los 800 de la mañana, posicionándose favorita para la final del sábado en la que aspira a su cuarto oro.

Pero el gran motor de la jornada para Estados Unidos no fue otro que Lochte, quien, tras conseguir su primer oro el jueves en los 200 combinados, añadió otros dos triunfos. El último fue en los relevos de 4x200 en que impulsó con su estelar segundo relevo el triunfo del equipo norteamericano, que así vengó la derrota del lunes en los 4x100 ante Francia.

La plata por equipos fue para Rusia y el bronce, para China mientras que Francia no aprovechó el tirón de Yannick Agnel en la salida y acabó fuera de podio.

Lochte vivió una jornada intensa que se cobró su segundo oro del certamen en su primera prueba de la tarde, los 200 espalda, que comandó frente a las acometidas de su compañero Tyler Clary, tercero, y el polaco Radoslaw Kawecki, segundo.

No contento con ello, Lochte dio un golpe sobre la mesa en las semifinales de los 100 metros mariposa, en que marcó el mejor tiempo, dejando atrás al surafricano Chad De Clos por 0.04.

El húngaro Daniel Gyurta consiguió un nuevo récord del campeonato al registrar 2:07:23 en la final de los 200 metros pecho, en que batió al alemán Marco Koch.

En la velocidad de los 50 libres, el francés Florent Manaudou se impuso en la semifinal a los estadounidenses Anthony Ervin y Nathan Adrian, además del brasileño César Cielo, vigente campeón.

El australiano James "Mísil" Magnussen, campeón de los 100 metros el jueves, clasificó noveno, quedando fuera de la final.

En al final femenil de los 200 pecho, la danesa Rikke Pedersen también acusó el esfuerzo de la jornada anterior, cuando estableció el nuevo récord mundial en 2:19:11, y se vio superada por la rusa Yuliya Efimova, nueva campeona de la categoría. El bronce fue para a estadounidense Micah Lawrence.

Los tres récords del mundo registrados en el certamen hasta la fecha han sido establecidos por mujeres: La primera fue la lituana Ruta Meilutyte el lunes en los 100 metros pecho y la segunda Ledecky.

A última hora se disputará también la final femenil de waterpolo entre la anfitriona y subcampeona olímpica España y Australia, bronce en Londres 2012. La batalla por el bronce será ente Rusia y Hungría.

China sigue arriba en el medallero con 24 preseas por 27 totales de Estados Unidos, necesitado de un oro más para igualar los 13 del país asiático y tomar la delantera.