La final de la Copa Libertadores se disputaría en un solo partido en cancha neutral a partir de 2014, en vez de dos como hasta ahora, según los planes que anunció el viernes el presidente de la Conmebol, Eugenio Figueredo.

El dirigente comentó que la modificación "sería para agilizar la definición, en una cancha neutral para evitar inconvenientes", en alusión al hostigamiento que usualmente encaran los visitantes de parte de la hinchada local en las finales de ida y vuelta.

Atlético Mineiro de Brasil ganó la última final de la Libertadores ante Olimpia de Paraguay, y en ambos casos hubo incidentes de hostigamiento hacia los visitantes.

Figueredo recordó que "las medidas de seguridad están a cargo de las autoridades públicas de cada país y no de la Conmebol".

"Tenemos tiempo para analizar el cambio", agregó, y dijo que en diciembre cuando se realice el sorteo de la edición de 2014 "habrá una decisión" al respecto.

Figueredo anunció, además, que la violencia de los hinchas en las canchas será un tema a ser estudiado.

"Es un tema en el que debemos trabajar muy duro e invertir en ese campo. Quieren hacernos creer que la violencia nace en el fútbol, pero no es así, hay gente que encuentra en el fútbol, por su alcance masivo, el lugar ideal para generar violencia, usa al fútbol para ese fin y no lo debemos permitir", declaró sin dar detalles del proyecto de prevención o castigo para los fanáticos violentos.

La Conmebol realizó en los últimos días su congreso anual en la capital paraguaya, donde aprobó la creación de dos vicepresidencias. Además, el tesorero boliviano Romer Osuna renunció luego de veinte años en el cargo, y fue reemplazado por su compatriota Carlos Chávez.

El viernes, la Conmebol elaboró el programa de partidos del torneo sudamericano femenino sub17 a disputarse del 12 al 29 de septiembre.