Agentes antinarcóticos detuvieron a cuatro personas y se incautaron de 990 kilos de marihuana escondida en el doble fondo de un autobús que circulaba por una carretera del interior de Paraguay, informó hoy la Policía Nacional.

Los detenidos, tres paraguayos y un argentino con edades comprendidas entre los 25 y los 46 años, se identificaron como conductores del autobús y ya se encuentran a disposición de la Fiscalía, según un comunicado de la Policía.

Agentes antinarcóticos y de la Jefatura Policial del departamento de Caaguazú detuvieron anoche el autobús cuando circulaba cerca de la ciudad de General Oviedo, situada en el centro de la región oriental de Paraguay, por donde discurren las más importantes carreteras del país.

La droga estaba distribuida en 1.251 placas y en un doble fondo del vehículo, que transportaba a 28 pasajeros, además de los cuatro detenidos.

El hombre de 41 años, que conducía el autobús en el momento de la operación policial, cuenta con antecedentes penales por abuso sexual en niños en 2012, según el informe de la Policía.

Paraguay es el principal productor de marihuana en Sudamérica, según la Secretaría Antidrogas paraguaya (Senad) y las redes de narcotráfico de Brasil son sus principales clientes.

Los departamentos paraguayos fronterizos con Brasil, como Alto Paraná y Amambay, son los que más plantaciones de marihuana ilegales esconden, según la Secretaría Antidroga paraguaya.

En lo que va de año, las autoridades han decomisado unas 250 toneladas de la hierba en distintas operaciones, más que en todo el año anterior, cuando se requisaron 128 en total, según la Senad.