La estadounidense Missy Franklin lidera el medallero en el mundial de natación con cuatro preseas de oro y no parece querer bajar el ritmo.

Con la posibilidad de sumar su quinto triunfo consecutivo en la tarde del viernes en los 100 metros libres, la californiana no escatimó esfuerzos en la semifinal de los 200 metros espalda en la mañana, y acabó en primer lugar, por delante de la australiana Belinda Hocking.

Rivales directas como la húngara Katinka Hosszu o la italiana Federica Pellegrini fueron relegadas a más de un segundo de distancia; e incluso la mexicana María Fernanda González se quedó fuera de la semifinal.

Franklin tiene el récord del mundo en la especialidad, pero en Barcelona busca establecer otro tipo de marca.

La joven de 18 años aspira a ganar siete medallas de oro en el certamen, al que le restan dos jornadas más antes de echar el cierre, y ya tiene más de medio trabajo hecho con sus victorias en los 100 metros espalda, 200 libres y relevos 4x100 y 4x200 libres.

Su compatriota Michael Phelps ostenta el récord absoluto de siete preseas de oro en un mundial mientras que, en la categoría femenil, el máximo botín histórico son cinco triunfos en un certamen, gesta conseguida en 1978 por la también estadounidense Tracy Caulkins, y la australiana Libby Trickkett en 2007.

En la final de la tarde, Franklin medirá su velocidad en los 100 contra oponentes como la sueca Sarah Sjostrom y la australiana Cate Campbell. La jornada se antoja intensa para la estadpunidense, quien aún deberá disputar las semifinales de los 200 metros espalda.

El miércoles renunció a competir en los 50 metros espalda para reservar fuerzas y acabó en quinto lugar en las semifinales de los 100, en que se impuso Sjostrom.

La también estadounidense Katie Ledecky, quien estableció el martes el récord del mundo en los 1500 libres, clasificó primera en las preliminares de los 800, posicionándose favorita para la final del sábado en la que aspira a su cuarto oro.

En los preliminares de los 100 mariposa, el ruso Evgeny Korotyshkin y el australiano Chad De Clos fueron primero y segundo, respectivamente; mientras que en la velocidad de los 50 libres, el francés Florent Manaudou superó al brasileño César Cielo, vigente campeón, por 0.04 segundos y el australiano James "Mísil" Magnussen, campeón de los 100 metros el jueves, clasificó 11mo.

Poco después de conseguir su primer oro en los 200 combinados el jueves, el neoyorquino Ryan Lochte acabó segundo en las semifinales de los 200 espalda, detrás de su compañero Tyler Clary, con lo que ambos pugnarán por una medalla con el japonés Ryosuke Irie en la segunda final de la tarde.

En la siguiente volverá a escena la danesa Rikke Pedersen para defender el récord mundial de 2:19:11 marcado en la semifinal de los 200 pecho.

Los tres récords del mundo registrados en el certamen hasta la fecha han sido establecidos por mujeres: La primera fue la lituana Ruta Meilutyte el lunes en los 100 metros pecho y la segunda Ledecky.

China sigue liderando el medallero global, donde iguala las 23 preseas de Estados Unidos pero ostenta 13 de oro por 10 de su rival.

A última hora se disputará también la final femenil de waterpolo entre la anfitriona y subcampeona olímpica España y Australia, bronce en Londres 2012. La batalla por el bronce será ente Rusia y Hungría.