Mireia Belmonte sumó hoy su segunda medalla en un Mundial, una de plata en los 200 mariposa, y la décima del equipo español en Barcelona 2013 en una prueba en la que se quedó a 19 centésimas del oro.

A lo largo de la quinta jornada de natación en la piscina del Palau Sant Jordi, Merche Peris fue quinta en los 50 espalda, Marina García, pasó con el tercer mejor crono y el récord de España a la final de mañana de los 200 braza; Judit Ignacio fue séptima en los 200 mariposa; y el relevo 4x200 libre femenino acabó en la quinta plaza.

Jessica Vall no pudo superar con el decimotercer tiempo las semifinales de los 200 braza.

Mireia rozó el oro. El metal que le falta al equipo español en Barcelona 2013. La nadadora de Badalona (Barcelona) peleó con el Sant Jordi volcado en ella, pero le faltó un poco de fuerza en el último parcial después de pasar por los 150 metros en primera posición.

Previamente, la doble medallista de plata olímpica en Londres 2012 había resistido en la segunda posición primero tras la china Jiao Liuyang, su verdugo en la capital británica en esta distancia, y luego superada por Liu, campeona olímpica en 2008 en Pekín, entre los 50 y 100 metros.

Los parciales de Belmonte fueron los siguientes: 28.29, 32.34, 31.86 y 32.29. Los de Liu: 28.87, 31.19, 32.43 y 32.10.

En cualquier caso, Belmonte logró su segunda presea en unos campeonatos del mundo, tras la de los 200 estilos, y estableció un nuevo récord de España con 2:04.78 para borrar de la tabla los 2:05.25 que ella misma tenía acreditados desde Londres 2012.

A la tercera posición del podio subió la húngara Katinka Hosszu, campeona del mundo de los 200 estilos, hoy a un segundo de la medallista de oro.

Si Belmonte brilló en los 200 mariposa, Marina García lo hizo en las semis de los 200 braza. La barcelonesa, de 18 años, confirmó su extraordinaria progresión y logró una plaza en la final con el tercer mejor registro de una distancia en la que la danesa Rikke Pedersen batió el récord del mundo con 2:19.11 por 2:19.59 que tenía la estadounidense Rebecca Soni desde los Juegos del año pasado en la capital británica.

En esa semifinal, García solo se vio superada por la rusa Yuliya Efimova que se quedó a 74 centésimas de la nórdica. La española rebajó sustancialmente el récord nacional que ella misma tenía desde la series de esta mañana en 2:24.21. Marina paró el crono por la tarde en 2:22.88.

Peris se quedó a un paso de hacer lo mismo en los 50 espalda. La nadadora de Valencia había conseguido el tercer mejor registro de las finalistas, pero con 27.93 no pudo bajar a los 27.71 acreditados ayer en Barcelona.

Merche se quedó a 64 centésimas de los 27.29 de la medallista de oro, la china Zhao Jing, detrás de la cual subieron al podio su compatriota Fu Yuanhui y la japonesa Aya Terakawa a 0.10 y 024, respectivamente.

En la final que cerró la quinta jornada, el 4x200 libre, Melani Costa, eliminada por la mañana en los 100 libre, Patricia Castro, Belmonte y Bea Gómez estuvieron a la altura de las mejores y asimismo rebajaron el récord nacional vigente desde Londres 2012.

Las españolas consiguieron un 7:53.20 por los 7:54.59 del año pasado en Londres, en donde Lydia Morant estuvo por Gómez.

El equipo de los Estados Unidos, con Katie Ledecky, Shannon Vreeland, Karlee Bispo y Missy Franklin, fue el más rápido por delante del australiano, a 1.94, y del francés, medalla de bronce a 3.29 de las norteamericanas.

HASH(0x8d4301c)

Fernando Castán