El torpedero de los Tigres de Detroit, Jhonny Peralta, afirmó que no sabe si Grandes Ligas tiene planes de suspenderlo por sus vínculos con el caso de dopaje de Biogenesis.

El dominicano habló el miércoles por la mañana, antes de un encuentro contra los Nacionales de Washington que podría ser su último partido en bastante tiempo.

Si Peralta es suspendido por 50 partidos por una primera infracción al programa antidopaje del béisbol, perdería 1.639.344 dólares, de su salario de seis millones por esta temporada.

Sin tomar en cuenta partidos reprogramados, no podría jugar hasta el 24 de septiembre, apenas cinco partidos antes del final de la temporada regular. El 14 de septiembre podría empezar a jugar en las menores, si alguno de los equipos de Detroit en las menores está en los playoffs.

En una transacción que podría ser para protección, los Tigres adquirieron el martes al torpedero cubano José Iglesias en un canje con Boston.