El presidente de EEUU, Barack Obama, recibirá este jueves en la Casa Blanca a su homólogo de Yemen, Abdo Rabu Mansur Hadi, para abordar fundamentalmente la transferencia de presos de la cárcel de Guantánamo a ese país tras levantarse la moratoria que existía al respecto.

De los 166 presos de Guantánamo, prisión ubicada en una base estadounidense en Cuba, un total de 86 han recibido el visto bueno para su traslado o puesta en libertad y 56 de ellos son de Yemen.

Obama anunció en mayo pasado el levantamiento de la moratoria para transferir presos de Guantánamo a Yemen, un país con fuerte presencia de la red Al Qaeda, y dijo que se revisará "caso por caso".

Esa moratoria se impuso después del intento frustrado del joven nigeriano Umar Farouk Abdulmutallab de volar un avión en ruta desde Amsterdam a Detroit (EEUU) en la Navidad de 2009 con explosivos que llevaba ocultos en su ropa interior.

Ese plan fue atribuido por Estados Unidos a Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), con sede en Yemen.

"En la mayor medida posible vamos a transmitir a los detenidos que han sido aprobados para ir a otros países. Cuando sea apropiado, vamos a llevar a los terroristas ante la justicia en nuestros tribunales y en nuestro sistema de justicia militar", afirmó el presidente al anunciar el levantamiento de la moratoria.

La semana pasada el Gobierno de Obama notificó al Congreso su intención de repatriar a dos presos de Guantánamo a Argelia y sostuvo que el mandatario "se mantiene decidido" a cerrar ese penal, una promesa que hizo a su llegada a la Casa Blanca.

El líder de Al Qaeda, Ayman al Zawahiri, criticó hoy a EEUU por su tratamiento a los presos de Guantánamo y aseguró que hará todo lo posible para liberarlos, en una grabación de audio difundida en internet.

Obama y Hadi prevén revisar también durante su reunión la cooperación bilateral antiterrorista, según indicó la Casa Blanca la semana pasada al anunciar la visita del presidente yemení.

La visita de Hadi "destacará la fortaleza de las relaciones entre Estados Unidos y Yemen", señaló la Casa Blanca.

Además, servirá para subrayar "el continuo apoyo" de EEUU a la transición política en Yemen, así como los esfuerzos para consolidar el desarrollo económico y la gobernabilidad democrática en ese país.

Los dos mandatarios dialogarán "del progreso hacia la reconciliación que está teniendo lugar" en Yemen, pero también de que aún quedan desafíos por delante, precisó hoy en su rueda de prensa diaria el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

Hadi, que asumió el poder en Yemen a finales de 2011 tras la rebelión contra el entonces presidente, Abdalá Saleh, se reunió el pasado lunes con el secretario de Estado de EEUU, John Kerry.

El martes Hadi se reunió con el secretario de Defensa, Chuck Hagel, quien elogió a Yemen como un "socio clave" de Estados Unidos y destacó la "reorganización positiva" de las Fuerzas Armadas en ese país, según el Pentágono.

Hagel aseguró también que seguirá buscando formas de mejorar la cooperación bilateral en materia de defensa.