El australiano James Magnussen saltó a la piscina del Palau Sant Jordi el miércoles, y el hombre al que apodan "Mísil" no decepcionó, ya que marcó el mejor tiempo en las pruebas preliminares de los 100 metros libres en el mundial de natación.

Magnussen paró el cronómetro en 47,71 segundos, superando ampliamente la velocidad del polaco Conrad Czerniak y la del ruso Nikita Lobintsev, segundo y tercero, respectivamente, y tendrá ocasión de revalidar su condición de favorito en las semifinales que se disputan en la tarde. El cubano Hanser García fue quinto a 0,83 segundos de Magnussen y espera competir en la final del jueves.

Pero la gran atracción vespertina serán las finales varoniles de los 800 metros libres, donde el gigante chino, Sun Yang, quien ya cuenta una medalla de oro en Barcelona en los 400 metros libres, se medirá con el estadounidense Connor Jaeger y con el canadiense Ryan Cochrane.

Igualmente trepidantes se presentan los 200 metros libres femeninos que pelearán la francesa Camille Muffat, la italiana Federica Pellegrini, la española Melanie Costa y la estadounidense Missy Franklin, quien acumula dos oros en el certamen y también participó en la preliminar matutina de los 50 espalda, su cuarta carrera, finalizando con el 13er mejor tiempo.

La española Mireia Belmonte fue primera en la prueba de los 200 mariposa, seguida de la húngara Katinka Hosszu, e igualmente pasó a las semifinales de la tarde la venezolana Andreina Pinto, con el 15to mejor crono.

La jornada también celebrará las finales de los 50 metros braza y 200 mariposa masculinos, con duelo destacado entre el surafricano Chad De Clos y el estadounidense Tyler Clary.

Estados Unidos ha cosechado 15 medallas en el mundial desde que se iniciaron el domingo las pruebas de natación en la piscina del Palau Sant Jordi.

Por la tarde, en el puerto de Barcelona, el colombiano Orlando Duque tendrá ocasión de proclamarse el primer campeón mundial de la historia en los saltos de gran altura, cuando se disputen las tres rondas restantes de la final que inició el lunes. En sus dos primeros saltos, Duque, nueve veces campeón del circuito profesional, acabó con puntuación de 217,10, superior a los 215,95 del ruso Artem Silchenko y los 213,30 del mexicano Jonathan Paredes, el más joven de los competidores.

La modalidad, en que los hombres saltan desde 27 metros de distancia y las mujeres, desde 20, debuta en un mundial.

En la noche se disputan también las semifinales del waterpolo femenil con la anfitriona España, subcampeona olímpica, enfrentando a Hungría, y Rusia cruzándose con Australia, bronce en Londres 2012. La final se celebrará el viernes.

China sigue comandando el medallero con 18 preseas, pero ahora apenas una de ventaja sobre Estados Unidos. Rusia cuenta 14 medallas y Alemania, con nueve.