Sergio Ramos, segundo capitán del Real Madrid, afirmó hoy en la rueda de prensa posterior a la segunda jornada de entrenamientos del equipo blanco en Los Ángeles (California), que el italiano Carlo Ancelotti "es de los mejores entrenadores del mundo".

"Siempre es muy positivo tener grandísimos entrenadores, sobre todo con mucha experiencia en grandes competiciones", indicó el internacional español acerca de la llegada del técnico transalpino.

"Ancelotti es de los mejores entrenadores del mundo y para nosotros es una garantía y una fortuna tenerlo porque se aprende muchísimo. Ojalá pueda aportar los títulos, que es lo queda, pero al margen, lo más importante es entender lo que nos quiere inculcar para sacarnos el mayor rendimiento y hacer un año bueno", añadió el defensa sevillano.

Ramos también fue preguntado por su anterior entrenador en el Real Madrid, el portugués José Mourinho, de quien dijo estar "agradecido".

"Del pasado hay poco que añadir. Yo no soy rencoroso y me quedo con lo mejor de un grandísimo entrenador como 'Mou'. Todos nos quedamos con conclusiones positivas de sus años aquí y le deseamos lo mejor. Me levanto cada día con ganas de aprender, igual que con Mourinho en su día, y por eso le estoy agradecido", indicó.

Acerca de las posibles grietas en el vestuario en torno a la figura de Mourinho, Ramos comentó que prefiere pasar página independientemente de si "cada uno" dentro del grupo "tiene la conciencia tranquila o no".

"Ahora tenemos a otro gran entrenador y vamos a hacerlo lo mejor posible para disfrutar de él y tratar de aportar títulos a la historia del Madrid", sostuvo.

Ramos, asimismo, admitió que en la concentración del equipo en las instalaciones de la Universidad de California en Los Ángeles (UCLA) se respira un ambiente "tranquilo", aunque también se pueden apreciar "las ganas y el esfuerzo de cada futbolista".

"La competencia es enorme dentro de la plantilla y eso es bueno para todos. Hay tranquilidad en el ambiente, pero también esa incertidumbre y esa inquietud por ganarte el puesto se palpa desde fuera", manifestó.

Ramos también habló del interés del club por el galés Gareth Bale y de la suma económica que el Real Madrid podría pagar por contar con él.

"El precio de los futbolistas lo marca el mercado. No es mi cargo decidir si Bale debe venir, si la plantilla está cerrada o si debe llegar alguien más, pero es importante meter a gente joven, también españoles. En el Madrid la base nacional es super importante. Es una alegría tenerlos, como ha sido así en toda la historia del club", afirmó en alusión a nombres como Isco o Illarramendi.

Sobre la llegada de Isco destacó del malagueño su "ambición" y "ganas de títulos", y reconoció que le trata "con un cariño especial" por ser andaluz como él, mientras que de su compañero en la zaga Pepe dijo que "siempre es una garantía y es de los mejores centrales del mundo".

El defensa admitió que aún tiene cosas que mejorar y que por eso se levanta cada día con la ilusión de seguir "creciendo como profesional y como persona".

"El equipo idóneo para ello es el Real Madrid, donde están los mejores entrenadores y jugadores. Me considero un gran jugador, pero sólo puedo aportar humildad y tener la mente joven, como desde el primer día que vine aquí", declaró.

El Real Madrid llevó a cabo esta mañana una primera sesión de entrenamiento en UCLA con 15 futbolistas: Ramos, Casillas, Marcelo, Jesé, Xabi Alonso, Mateos, Morata, Cheryshev, Diego López, Tomás Mejías, Casemiro, Arbeloa, Casado, Jesús y Kaká.

El resto de la plantilla tuvo descanso, pero se espera que acuda a la sesión vespertina.