Dos astros de "Real Housewives of New Jersey" fueron acusados formalmente el lunes de fraude federal, por exagerar sus ingresos al solicitar préstamos antes de que se estrenara el programa en 2009, y de esconder su riqueza al declararse en bancarrota tras la final de la primera temporada de la serie.

Teresa Giudice, de 41 años, y su esposo Giussepe "Joe" Giudice, de 43, de Montville Township, fueron acusados de 39 cargos por confabular para cometer fraude por correo y telecomunicaciones, fraude bancario y hacer declaraciones falsas al solicitar préstamos y al declararse en quiebra.

Los astros del reality presentaron solicitudes fraudulentas de préstamos e hipotecas de 2001 a 2008, un año antes de que su programa debutara en la cadena Bravo, haciendo falsas afirmaciones sobre sus empleos y salarios, dice la acusación formal.

Joe Giudice tampoco presentó sus declaraciones de 2004 a 2008, cuando al parecer ganó cerca de un millón de dólares, según el gobierno.

Ambos se presentarán por primera vez el martes en la corte.

El abogado de Teresa, Henry Klingeman, dijo que ella se declarará inocente. El abogado de Joe no respondió de inmediato mensajes en busca de comentarios.

Teresa también emitió un comunicado en el que decía "hoy es el día más difícil para nuestra familia" y agregó que apoya a su esposo y que espera resolver el caso tan rápido como sea posible.

"Estoy comprometida con mi familia y espero mantener nuestras vidas de la mejor forma posible, lo que incluye continuar con mi carrera", dijo.

Al declararse en bancarrota en octubre de 2009, la pareja ocultó los negocios que tenía, sus ingresos por rentas y el verdadero ingreso de Teresa por las ventas en el sitio de internet de "Real Housewives" y sus participaciones, según la acusación.

Un vocero de Bravo dijo que el canal no haría declaraciones de momento. El programa transmite actualmente su quinta temporada.