Angelina Jolie exhortó el lunes a los japoneses a unirse a la lucha para parar la violencia sexual en zonas de guerra.

La actriz, cineasta y activista dijo que espera que "In the Land of Blood and Honey" ("En tierra de sangre y miel"), la primera película que escribió y dirigió, inspire a los espectadores a pensar sobre las violaciones en los campos de batalla.

En abril, los líderes del Grupo de los Ocho acordaron trabajar para erradicar las violaciones y la violencia sexual en conflicto y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas llamó a sanciones contra los perpetradores de violencia sexual durante conflictos armados.

"Este es sólo el principio", dijo Jolie. "Nuestro propósito debe ser acabar con la impunidad para que la violación ya no pueda usarse como un arma de Guerra en ningún lugar del mundo, como lo fue en Bosnia y como lo es hoy desde el Congo hasta Siria".

Jolie, quien funge como enviada especial del Alto Comisionado para los Refugiados de la ONU, habló durante una función especial de su película el lunes en la noche en la Universidad de Naciones Unidas en Tokio, como parte de la campaña que lanzó con el secretario británico del exterior William Hague.

Jolie dijo que espera que su filme inspire a los cinéfilos japoneses a pensar más sobre el problema y a hacer algo, del mismo modo en que la campaña la ha llevado a ella alrededor del mundo.

"Cuando empecé este camino, haciendo esta película, sólo pensé en contar una historia y hacer lo mejor posible por tratar de darle una voz a los sobrevivientes", explicó. "Pero hoy estoy aquí no sólo como directora, sino como una defensora, y como parte de un esfuerzo global que está creciendo cada día".

Japón no es ajeno a la violencia sexual en guerra. El país todavía tiene problemas para terminar de aceptar lo que su gobierno militar le hizo a cientos de miles de mujeres asiáticas antes y durante la Segunda Guerra Mundial, al obligar a muchas de ellas a convertirse en "mujeres de confort" y proveer sexo a soldados japoneses. El asunto sigue siendo un importante problema diplomático entre Japón y Corea del Sur. Jolie no abordó el tema.

El filme de Jolie de 2011 sobre la Guerra en Bosnia se estrena en las salas de cine comerciales de Japón el 10 de agosto. El relato ficticio de un romance entre un hombre serbio bosnio y una mujer musulmana bosnia durante la Guerra de los Balcanes en la década de 1990 ganó el premio Stanley Kramer del Gremio de Productores de Estados Unidos.

___

La periodista de The Associated Press Emily Wang contribuyó a este despacho