El chino Sun Yang comenzó con un oro en la final de los 400 libre su participación en los Mundiales 2013 que se disputan en el Palau Sant Jordi de Barcelona.

El chino, campeón olímpico en Londres 2012 en esta prueba y en los 1.500 libre, llegó a pasar los primeros 150 metros un segundo por debajo del récord del mundo, pero la segunda parte de la final la nadó ya por encima de la mejor marca mundial, 3:40.07, que está en poder del alemán Paul Biedermann.

Hoy, Sun se impuso al japonés Kosuke Hagino, plata con 3:44.82, y al estadounidense Connor Jaeger, bronce con 3:44.85.