El presidente de Bolivia, Evo Morales, uno de los mandatarios que participó hoy en el acto central por el 60 aniversario del asalto al cuartel de Moncada en la ciudad oriental Santiago de Cuba, viajó de regreso a su país, informaron medios locales.

El embajador de Bolivia en la isla, Palmiro Soria, dijo que el presidente Morales se marchó "gratamente impresionado" de regreso a La Paz, después de su primera visita a Santiago, segunda ciudad en importancia de Cuba, situada a 860 kilómetros al este de La Habana.

El gobernante boliviano, uno de los ocho mandatarios latinoamericanos y caribeños que asistieron a la celebración, resaltó en su discurso durante el acto que "la lucha del pueblo cubano nunca ha estado equivocada, la revolución de Cuba es la madre de las revoluciones antiimperialistas en América y en el mundo".

"Estar en Cuba siempre es una fuerte inspiración en la lucha contra el capitalismo y el imperialismo, porque hace 60 años se inicia aquí la liberación de nuestros pueblos y nace la luz de esperanza y confianza en hombres que dieron su vida y sus principios por esa causa", señaló Morales.

A la conmemoración oficial por el "Día de la Rebeldía Nacional", que estuvo encabezada por el presidente cubano, Raúl Castro, también asistieron los gobernantes de Venezuela, Nicolás Maduro, de Nicaragua, Daniel Ortega, y de Uruguay, José Mujica.

Además estuvieron los primeros ministros de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer, de Santa Lucía, Kenny Davis Anthony, de Dominica, Roosevelt Skerrit, de San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, y el canciller de Ecuador, Ricardo Patiño.