El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, llegó hoy a la ciudad oriental de Santiago de Cuba para unirse a otros gobernantes de la región que participarán en el acto central por el aniversario 60 del asalto al cuartel Moncada, que marca el inicio de la revolución de la isla.

"Está fuera de serie el hecho de llegar a Cuba 60 años después de la insurrección del Moncada contra la dictadura de Fulgencio Batista y tener a Fidel Castro como un faro todavía con su luz intacta", declaró Maduro a su llegada a Santiago, al frente de una numerosa delegación.

El mandatario venezolano afirmó que "por ser bolivarianos somos profundamente martianos (en referencia al prócer cubano José Martí), somos profundamente chavistas, y profundamente fidelistas".

Maduro viajó acompañado por el canciller Elías Jaua, la ministra de Defensa, Carmen Meléndez, otros miembros de su gabinete y también integrantes de la dirección nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela y de la central de trabajadores socialista.

Es el segundo presidente latinoamericano, después del uruguayo José Mujica, que arriba a la isla caribeña para asistir a los festejos por el "Día de la Rebeldía Nacional", que encabezará el presidente cubano Raúl Castro.

Ya se encuentran también en Santiago los primeros ministros de Dominica, Roosevelt Skerrit; Santa Lucía, Kenny Davis Anthony; San Vicente y las Granadinas, Ralph Gonsalves, y de Antigua y Barbuda, Winston Baldwin Spencer.

Este viaje de Maduro a Cuba marcará la segunda visita oficial que realiza a la isla desde que asumió la presidencia de Venezuela a mediados de abril pasado.

También se espera la llegada a Santiago de Cuba (a 860 kilómetros al este de La Habana) de otros presidentes de América Latina y aliados de Cuba como el boliviano Evo Morales, el nicaragüense Daniel Ortega y, posiblemente, el ecuatoriano Rafael Correa.

Cuba conmemora este viernes la primera acción armada de la revolución, dirigida por el líder Fidel Castro y un grupo de jóvenes seguidores que el 26 de julio de 1953 asaltaron sin éxito las fortalezas militares del Moncada, en Santiago, y Carlos Manuel de Céspedes, en la vecina ciudad de Bayamo.