El riesgo de infección de los peregrinos que viajen a La Meca con el Síndrome Respiratorio de Medio Oriente, conocido como nuevo coronavirus, "es bajo", por ello la Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda restringir los viajes a Arabia Saudí.

Así lo anunció hoy la agencia sanitaria de Naciones Unidas en un comunicado en el que, sin embargo, adjunta recomendaciones básicas para los viajeros.

Las recomendaciones sanitarias incluyen hacerse un chequeo antes de emprender el viaje y verificar que no existen condiciones médicas previas que puedan complicarse en caso de entrar en contacto con el virus.

Además, sugiere comportamientos de higiene básicos, como lavarse las manos a menudo, taparse la boca al toser y no compartir espacios con personas que presenten síntomas de enfermedad.

Asimismo, recomienda a las autoridades saudíes y al resto de gobiernos cuyos nacionales sean susceptibles de viajar a la Meca que emitan boletines informativos y se aseguren que los peregrinos cuentan con la información suficiente para detectar los signos que alertan de la infección.

La semana pasada la OMS declaró que la infección era seria y preocupante, pero no constituía una emergencia sanitaria mundial.

Por ahora se han detectado casos en Arabia Saudí -donde primero surgió el virus-, Emiratos Árabes Unidos y Jordania. Infecciones relacionadas con viajes a esos países se registraron en Gran Bretaña, Francia, Italia y Alemania.

Desde que el primer caso surgió en septiembre hasta la fecha se han registrado más de ochenta casos, la mitad de los cuales acabaron en el fallecimiento del paciente.

A pesar de las investigaciones, por ahora nadie sabe cuál es la fuente primera del virus, de dónde proviene ni cómo se mantiene; también se desconoce si hay personas infectadas con el virus pero que no han desarrollado síntomas o sólo los padecen de forma leve.