China gastará 275.000 millones de dólares para combatir la contaminación ambiental en los próximos cinco años, informó un diario estatal el jueves.

La cantidad supera a la producción económica total de Hong Kong el año pasado, de 263.000 millones de dólares, y demuestra que el gobierno está interesado en lograr una mejora visible en la calidad del aire de China, que se ha vuelto una fuente de descontento entre sus ciudadanos y ha opacado la imagen del país en el extranjero.

El diario China Daily indicó el jueves que el plan está centrado en Beijing, la vecina ciudad de Tianjin y la provincia de Hebei, densamente poblada y que rodea esas dos poblaciones.

El gobierno se mostró indiferente durante mucho tiempo ante la contaminación ambiental en pos del desarrollo económico. Las principales ciudades de China padecen una de las peores contaminaciones atmosféricas del mundo y el suministro de agua está igualmente muy contaminado.

El gobierno comenzó sus iniciativas contra la contaminación tras una creciente frustración pública.

El China Daily dijo que la última iniciativa intenta reducir las emisiones de contaminantes en Beijing y las zonas aledañas en un 25% con respecto a los niveles del 2012 en un plazo de cinco años. Agregó que los detalles serán difundidos no antes de fines de mes.

El Ministerio del Medio Ambiente no respondió a un pedido en busca de comentarios.