El entrenador de los Patriots de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, habló el miércoles por primera vez sobre la acusación por homicidio contra el ex tight end de su equipo, Aaron Hernández.

Belichick dijo que los Patriots aprenderán de "esta terrible experiencia" y que es momento de que Nueva Inglaterra "pase la página".

Robert Kraft, dueño del equipo, ha dicho que fue "engañado" por Hernández. El quarterback Tom Brady y los otros cinco capitanes de los Patriots hablarán con los reporteros el jueves una vez que inicie la concentración de pretemporada. Su primera sesión de prácticas está programada para el viernes.

Hernández se declaró no culpable después de haber sido arrestado y acusado el 26 de junio por el asesinato a tiros de Odin Lloyd, un jugador semiprofesional de Boston, ocurrido el 17 de junio. El cadáver de Lloyd fue encontrado en un parque industrial cercano al hogar de Hernández en North Attleborough.

"Seguiremos evaluando la manera en que hacemos las cosas, la manera en que evaluamos a nuestros jugadores y lo haremos de manera regular", dijo Belichick. "No soy perfecto, pero siempre hago lo que creo que es lo mejor para el equipo".

Se le preguntó si los Patriots reevaluarán sus estrategia de reclutar y se enfocarán más en cuestiones extradeportivas al buscar jugadores universitarios.

"El draft aún se encuentra lejos", dijo. "Tenemos listo un proceso. ¿Puede ser mejorado? ¿Puede ser modificado? Por supuesto que se puede, y veremos eso".

Se supone que la conferencia de prensa de Belichick coincidiría con la audiencia de causa probable a la que se debía presentar Hernández en la corte del Condado de Bristol, pero el procedimiento fue pospuesto luego que los fiscales solicitaron más tiempo para evaluar la evidencia que presentarán en el caso contra el ex tight end.

El juez Daniel O'Shea reprogramó la audiencia para el 22 de agosto, y Hernández permanecerá detenido sin derecho a fianza hasta entonces.

Belichick no respondió a las preguntas de si ha contactado a Hernández y si ha hablado con él desde el 26 de junio. Tampoco hizo ningún comentario sobre cuestiones legales y se enfocó en su equipo y en la forma en que evaluará a los jugadores, actuales o no, en un futuro.

"Todos se analizados de manera individual. Sin importar cuáles sean las circunstancias para un individuo, uno tendrá que tomar la decisión con base en un enfoque individual", dijo. "Con Aaron, hicimos lo que creíamos correcto para el equipo".

Los Patriots dieron de baja a Hernández.