Reuven Gershon y James Fox tienen unos zapatos inmensamente difíciles de llenar: todas las noches deben encarnen a John y Paul en Broadway. Sí, esos John y Paul.

Gershon y Fox interpretan, respectivamente, a John Lennon y Paul McCartney en una banda de versiones de los Beatles que ha traído su espectáculo "Let It Be" del West End de Londres a Broadway.

A lo largo de dos horas, el dúo — Fox es de Cardiff, Gales; Gershon de Birmingham, Inglaterra — y sus compañeros tocan unos 40 clásicos de los Fabulosos Cuatro, desde "She Loves You" hasta "While My Guitar Gently Weeps".

"Nuestro trabajo es muy importantes porque esta gente jamás podrá ver a los Beatles. Esto es lo más cercano que verán, así que la representación tiene que ser muy precisa. Es una gran responsabilidad", dijo Fox. "Es la Biblia musical de todo el mundo, ¿no?".

El dúo está ayudando a aliviar una sed insaciable por la música de los Beatles que se extiende desde Las Vegas, con el show de Cirque du Soleil "Love", hasta bandas de imitadores de los Beatles que entrecruzan la nación generando críticas de que sólo están haciendo una especie de karaoke glorificado.

Ambos músicos, parte de un contingente de 10 hombres seleccionados para Broadway, son cantantes y compositores treintañeros con experiencia en el teatro que originaron sus emblemáticos papeles en Londres, aun cuando el programa o show nunca los identifica como George, John, Paul o Ringo. Todos pueden cantar y tocar el piano, la guitarra y el bajo.

"En lo que hay que ser bueno es en poder reproducir lo que ellos hicieron", dijo Gershon, que actúa como Frank Sinatra y Dean Martin para celebraciones de cumpleaños y bodas y que ha interpretado a Buddy Holly en el musical "Buddy" en el West End. "Nunca termina. Uno siempre puede hacer más".

Para más presión, Fox y Gershon también interpretan a McCartney y Lennon en una demanda.

Los productores de "Let It Be" fueron demandados por violación de derechos de autor por Rain Corp., que produce el espectáculo rodante rival "Rain: A Tribute to the Beatles". Rain Corp. alega que sentó las bases para la nueva producción como "autora conjunta" pero que no ha sido compensada ni acreditada.

En la demanda, Rain Corp., que presentó su espectáculo en Broadway en el 2010, alega que colaboró con el nuevo grupo en el diálogo, el estilo de su espectáculo, la escenografía, la lista de canciones e incluso las acciones.

Fox y Gershon reconocen que se reunieron y trabajaron con veteranos de Rain Corp. para su show pero insisten en que su trabajo habla por sí mismo. "Cualquier persona que imita a los Beatles de algún modo está haciendo lo mismo", dijo Fox.

Los dos están enfocados en terminar su trabajo — "I Am the Walrus" y "Penny Lane" aún deben incluirse en el espectáculo — y están preocupados por eso, no por la demanda. "Nos afectará si lleva al cierre del espectáculo y nos quedamos sin trabajo", dijo Gershon.

Ninguno de los shows tiene el derecho de contar una historia de la banda entre bambalinas. Lo que han hecho es licenciar temas de Lennon-McCartney — además de no más de dos canciones de George Harrison por show — de Sony/ATV, la compañía editora de los Beatles. Tocan el repertorio de manera cronológica.

"Narramos la historia a través de la música y cambios de vestuario", dijo Jeff Parry, un productor asociado con "Rain" que ahora produce "Let It Be".

Parry dijo que el nuevo espectáculo se diferencia de "Rain" en que se concibió para un teatro de Londres y no para una gira, que sus artistas son más jóvenes y que comienza en el Cavern Club de Liverpool y no con la aparición de los Beatles en 1964 en el programa de TV "The Ed Sullivan Show".

"Obviamente existen similitudes cuando tocas la música de los Beatles y lo haces bien", dijo Parry. En cuanto al número de canciones en común — "Let It Be" incluye 28 de las 31 canciones de los Beatles en "Rain" — simplemente dice: "Enfrentémoslo, no escribimos ningún tema nuevo".

Fox y Gershon provienen de dos sitios muy diferentes.

Para Gershon, "los Beatles fueron mi banda favorita de niño y John Lennon mi estrella pop preferida". Fox, en cambio, creció siendo un gran fanático de Billy Joel y comenzó a seguir a los Beatles sólo después de familiarizarse con la carrera de McCartney como solista.

Gershon, quien ya había sido imitador de Lennon como parte de la banda The Counterfeit Beatles, se presentó a la prueba cuando su agente se enteró de "Let It Be". Está debutando en Broadway como parte de dos elencos de cinco personas. (Sí, hay un quinto Beatle: toca el teclado).

Fox, quien representó al Reino Unido en la competencia de canto Eurovision en el 2004 y ha tenido dos éxitos en el Top 20 británico, regresa a Broadway tras haber interpretado al Hombre del Piano en el musical de Billy Joel "Movin' Out". Consiguió el nuevo trabajo tras comprarse una peluca barata y enviar un video de sí mismo cantando "Yesterday".

___

Mark Kennedy está en Twitter como http://twitter.com/KennedyTwits