Jesús Guzmán fue la pieza clave para que los Padres se apuntaran una inusitada victoria como visitantes. Las víctimas fueron los Cerveceros, en una jornada negra para el equipo.

El venezolano conectó un jonrón y tuvo tres empujadas, para guiar el lunes a San Diego una victoria de 5-3 sobre Milwaukee, cuyo astro Ryan Braun fue suspendido horas antes por el resto de la campaña.

El Jugador Más Valioso de la Liga Nacional en el 2011 fue suspendido el lunes por la tarde por estar vinculado a una clínica de Florida acusada de distribuir drogas para mejorar el rendimiento atlético.

Jonathan Lucroy y otros jugadores de los Cerveceros manifestaron apoyo a Braun, el primer pelotero que cae tras la investigación sobre el escándalo de Biogenesis, la clínica antienvejecimiento en Miami — ahora cerrada — que fue señalada como fuente de las sustancias para más de una docena de peloteros.

El jugador castigado habló con sus compañeros, emitió un comunicado y abandonó el Miller Park sin responder preguntas de la prensa.

Lucroy dijo que Braun la pidió conversar a solas y se disculpó, antes de charlar con el resto del equipo, durante unos cinco minutos.

"Todos acudimos a él y le dijimos que lo apoyábamos en cualquier circunstancia", dijo Lucroy después del juego. "Entendemos que esta situación es muy difícil. Él lo reconoció... lo perdonamos".

Braun se perderá los últimos 65 juegos, sin goce de sueldo.

"Evidentemente estamos decepcionados por las noticias que recibimos hoy", dijo el manager de Milwaukee, Ron Roenicke. "Es obvio que la suspensión nos afectará durante el resto del año y será decisiva en lo que podamos hacer".

La pérdida de Braun abre otro hueco en una alineación que ha carecido toda la campaña de Corey Hart, por un problema de rodilla, y que se ha quedado también sin el dominicano Aramis Ramírez, quien participó apenas en 54 encuentros y se encuentra en la lista de los lesionados.

"Ryan es una parte importante de este equipo, pero ahora tenemos a jugadores que tratarán de ganar el mayor número de juegos que se pueda, como siempre lo hacen", dijo Roenicke.

Guzmán coronó un racimo de cuatro carreras en el sexto inning contra Tom Gorzelanny (1-4) con un doblete que rompió el empate, empujando a Chase Headley y Carlos Quentín para dar a los Padres una ventaja de 5-3. Fue apenas la 17ma victoria de San Diego en 50 juegos como visitante.

El abridor de los Padres Andrew Cashner (6-5) trabajó bien durante seis entradas e inició el ataque de la sexta con un sencillo en toque.

Huston Street trabajó el noveno episodio, para su 17mo salvamento en 19 oportunidades.

También el lunes, Max Scherzer se impuso a Chris Sale en el duelo entre dos lanzadores electos para el Juego de Estrellas, y los Tigres de Detroit debieron sobreponerse a una lesión de su astro venezolano Miguel Cabrera para doblegar 7-3 a los Medias Blancas de Chicago.

Cabrera desaceleró visiblemente poco antes de anotar una carrera gracias a un sencillo de su compatriota Víctor Martínez. En la parte baja del inning, entró al terreno para jugar en la tercera base, aparentemente recuperado.

Sin embargo, abandonó el duelo, acompañado por el kinesiólogo Kevin Rand, luego que Paul Konerko fue retirado mediante un elevado al jardín derecho, con un out.

"Sentí algo raro", dijo Cabrera.

Mediante Twitter, los Tigres informaron que Cabrera fue aquejado por un dolor en el músculo flexor de la cadera izquierda. Don Kelly lo reemplazó en la antesala.

Cabrera, quien la temporada anterior ganó la triple corona de bateo, algo que ningún otro toletero había conseguido en 45 años, ha participado en 97 de los 98 encuentros de Detroit en este año. Comenzó la jornada como líder de la Liga Americana con un promedio de .359 y 96 impulsadas.

Scherzer (14-1) ganó sus primeras 13 decisiones de la campaña pero cayó en su salida más reciente, antes de abrir el Juego de Estrellas por la Liga Americana, el martes pasado en el Citi Field. El lunes, laboró durante ocho episodios, en los que toleró cuatro hits y ponchó a cinco rivales.

El derecho, quien no permitió que un solo enemigo se embasara sino hasta que Adam Dunn le conectó un sencillo con un out en la quinta entrada, aumentó a 157 su total de ponches, la mayor cifra en la Liga Americana.

Las únicas dos carreras que Scherzer permitió llegaron en jonrones solitarios del cubano Dayán Viciedo y de Conor Gillaspie.

Sale (6-9) relevó a Scherzer en el clásico de mitad de temporada. El lunes, el zurdo trabajó ocho innings, en los que recibió cuatro carreras — dos limpias_, además de siete hits. Recetó 11 ponches.

En otros encuentros de la Liga Americana, los Rangers de Texas blanquearon 3-0 a los Yanquis de Nueva York, con jonrón del dominicano Nelson Cruz; los Rays de Tampa Bay derrotaron 3-0 a los Medias Rojas de Boston para acercarse a medio juego del primer lugar en la División Este, y los Marineros de Seattle superaron 2-1 a los Indios de Cleveland, con un cuadrangular del cubano Kendrys Morales.

Además, los Orioles de Baltimore arrollaron 9-2 a los Reales de Kansas City; los Atléticos de Oakland superaron 4-3 a los Astros de Houston, y los Mellizos de Minnesota se impusieron 4-3 a los Angelinos de Los Ángeles.

En la Liga Nacional, los Cachorros de Chicago derrotaron 4-2 a los Diamondbacks de Arizona, con un cuadrangular del venezolano Dioner Navarro (9).

Asimismo, los Piratas de Pittsburgh superaron 6-5 a los Nacionales de Washington; los Bravos de Atlanta se impusieron 2-1 a los Mets de Nueva York; los Dodgers de Los Ángeles vapulearon 14-5 a los Azulejos de Toronto; los Marlins de Miami vencieron 3-1 a los Rockies de Colorado, y los Rojos de Cincinnati humillaron 11-0 a los Gigantes de San Francisco.