El guardabosques Michael Saunders conectó doble que rompió un empate en la pizarra y llevó a los Marineros de Seattle a un triunfo por 4-2 sobre los Astros de Houston.

Los Marineros se hicieron del triunfo a pesar de haber conectado sólo un imparable.

Esta fue la tercera vez en las últimas 25 temporadas en que el equipo gana con sólo un imparable, empatando la mejor cifra en ese apartado en las Grandes Ligas en ese lapso. Los Medias Blancas es el otro equipo.

Saunders pegó doble al jardín central para llevar a la registradora al primera base Justin Smoak y al receptor Mike Zunino con la carrera del triunfo.

En la lomita el triunfo le perteneció al abridor japonés Hisashi Iwakima (9-4) en siete entradas, aceptó siete imparables, dos carreras, dio dos pasaportes y ponchó a siete.

La derrota fue para el abridor Erik Bedard (3-7) en seis entradas y un tercio, permitió tres carreras, dio cinco bases y ponchó a 10.