China estrenó el sábado su cuenta en el medallero del mundial de natación y lidera la clasificación al conseguir su primera presea de oro en la prueba de trampolín de 3 metros sincronizados en categoría femenil y la plata en la prueba de solo técnico en la natación sincronizada, en que se impuso la rusa Svetlana Romashina, quien subió a lo alto del podio.

Las primeras preseas de oro del mundial cayeron en la mañana del lado del tunecino Oussama Mellouli y la estadounidense Haley Anderson en las pruebas de 5 kilómetros de aguas abiertas.

El resto de competencias de la mañana se completaron con las preliminares del técnico por equipos en sincronizada, y el trampolín de un metro varonil.

En los tres metros sincronizados femeniles, la pareja china de Wu Minxia y Shi Tingmao ganó con insultante suficiencia, puntuando un 338.40, amplia ventaja sobre los 307.80 que totalizaron Tania Cagnotto y Francesca Dallape por Italia. Wu ostenta tres medallas de oro en los tres últimos Juegos Olímpicos y ahora seis en los pasados siete mundiales, récord absoluto.

Tras un mal inicio en el preliminar matutino, las mexicanas Laura Sánchez y Arantxa Chávez se repusieron para acabar cuartas con 290.70 puntos, a 1.38 de la pareja canadiense de Jennifer Abel y Pamela Ware.

Las finales varoniles de 1 metro trampolín se disputarán el lunes, también con el chino Li Shinin, actual campeón del mundo, como firme candidato al oro tras liderar el puntaje de preliminares con cifra de 405. Por detrás clasificaron el francés Mathieu Rosset a medio punto de distancia, el ucraniano Illya Kvasha, el mexicano Alejandro Chávez, el colombiano Sebastián Morales y el también mexicano Rommel Pacheco.

Rusia dominó la escena en la piscina cubierta del Palau Sant Jordi y Romashina se subió a lo alto del podio en el individual técnico de natación sincronizada, en que la china Huang Xuechen quedó segunda. Ona Carbonell, tercera, consiguió la primera medalla para España.

Las preliminares por equipos también fueron lideradas por las rusas por delante de España y Ucrania, con Brasil puntuando en noveno lugar, un puesto arriba de México, que clasificó a la final al estar entre los 12 primeros combinados.

Mellouli, campeón olímpico en los 5 kilómetros de aguas abiertas, no tuvo rival en las aguas del puerto de Barcelona y se llevó la medalla de oro, por delante del canadiense Eric Hedlin (plata) y alemán Thomas Lurz (bronce). El brasileño Samuel De Bona, sexto, fue el primer latinoamericano clasificado, un puesto por delante del ecuatoriano Iván Enderica, quien consiguió el mejor posicionamiento de la historia de su país con el séptimo lugar.

En la prueba femenina, Anderson se llevó el oro tras un trepidante sprint final frente a las brasileñas Poliana Okimoto y Marcela Cunha, plata y bronce respectivamente.

Brasil y Canadá figuran quinto y sexto en el medallero con dos preseas respectivas, aunque ninguna de oro.