Los Medias Blancas de Chicago, que necesitan pitcheo con urgencia, activaron el viernes al derecho Jake Peavy, quien salió de la lista de los lesionados. Además, en una semana podrían tener de vuelta al relevista derecho Jesse Crain.

Peavy (6-4, con 4.30 de efectividad) regresa a la rotación abridora el sábado, contra los Bravos de Atlanta, que enviarán a la lomita del U.S. Cellular Field a Paul Maholm (9-8 y 3.98).

El lanzador de Chicago, de 32 años, ha estado fuera de actividad desde el 5 de junio, por una fractura de la cuarta costilla anterior. Sufrió la lesión el 4 de junio en Seattle, y debió abandonar aquel juego después de sólo dos innings de labor.

"Mientras sus costillas estén bien, podrá permanecer ahí", dijo el manager de los Medias Blancas, Robin Ventura, acerca de la apertura del sábado. "Si fuera un problema con un codo, un hombro o algo así, sería más delicado que él permaneciera trabajando en medio del calor. En el caso de Peav, hay que dejar que él decida".

Peavy espera que lo limiten a unos 100 lanzamientos el sábado.

"No creo que me vayan a ver haciendo 120 lanzamientos mañana", dijo. "Hice unos 85 en la apertura de rehabilitación en Alabama. Salí un poco cansado pero es algo que hablé con el piloto y a lo que estaremos atentos".

Peavy lanzó el 14 de julio, durante esa apertura de rehabilitación en Huntsville, Alabama, en la que toleró una carrera y cinco hits, además de recetar cuatro ponches y obsequiar dos pasaportes en cinco entradas de labor.