La madre de Michael Jackson dijo el viernes al jurado que demandó a la promotora de la serie de conciertos que marcarían el regreso de su hijo a los escenarios para descubrir la verdad sobre su muerte.

Katherine Jackson, de 83 años, admitió que le ha sido difícil escuchar algunas de las declaraciones sobre su hijo durante el juicio de 12 semanas, diciendo que ella es una persona privada por naturaleza.

"Le dejo la luz pública a mis hijos", dijo.

"Muchas de las cosas que se han dicho no son verdad", declaró Katherine Jackson. "Él no está aquí para defenderse".

La matriarca de la familia Jackson demandó a AEG Live LLC argumentando que la empresa falló al no investigar adecuadamente al médico condenado de causar la muerte del astro del pop, administrándole una dosis fatal del anestésico propofol en el 2009.

Ha estado presente en la corte a lo largo del juicio, sentada en primera fila mientras los testigos han descrito la creatividad de su hijo y sus interacciones con los ejecutivos de AEG Live.

AEG niega haber contratado al médico de Jackson o tener responsabilidad alguna con el deceso del cantante.

Katherine Jackson dijo que haría todo lo posible por hablar en nombre de Michael Jackson durante su testimonio del viernes.