Paul Pierce miró al frente y esbozó una sonrisa o una carcajada ocasional que interrumpió la mirada distante en su rostro. Ahora un Net, está claro que apenas se está acostumbrando a no ser un Celtic.

"Es difícil cuando has estado en una situación como la mía durante 15 años", dijo Pierce.

Pero se está acostumbrando, y él y Kevin Garnett están dispuestos a aprovechar al máximo su nuevo entorno.

Luego de ser negociados para salir de Boston y llegar a Brooklyn, el estelar dúo fue presentado junto con Jason Terry el jueves en una conferencia de prensa en el Barclays Center, su nuevo hogar.

Pierce dijo que era difícil dejar la ciudad donde había pasado toda su carrera, y pareció aturdido por momentos en la ronda de preguntas y respuestas.

"Estar aquí ahora, en busca de un lugar para vivir, estar en este estadio, tratando de conocer cómo moverme en la ciudad, realmente apenas está empezando a calar ahora que se ha hecho realidad", dijo Pierce.

"Ya no soy un Celtic de Boston, soy un Net de Brooklyn, y eso es lo que es en este momento", continuó. "Es un negocio. En algún momento, todos tenemos que seguir adelante y estoy aquí para tratar de crear algún tipo de legado aquí en Brooklyn".

La multitud aplaudió en ese momento, y parecía más emocionada de tener a Pierce en Brooklyn que él de estar aquí. Es comprensible teniendo en cuenta su historia en Boston, en donde es el segundo mayor anotador en la historia de los Celtics y fue el Jugador Más Valioso de la final de la NBA cuando ganaron el último de sus 17 campeonatos.

"Claro que sí, ha estado con Boston toda su vida", dijo Garnett. "Ha estado en un sistema, ha estado en una ciudad, sobre todo son los Celtics. Sí, es muy difícil".

Pero Pierce se dio cuenta de lo que se avecinaba, y según contó leyó las señales en junio, cuando los Celtics negociaron un acuerdo con los Clippers de Los Ángeles para que el entrenador Doc Rivers terminara su contrato con Boston.

"Ahora lo estoy asumiendo y me está gustando lo que siento en este momento", dijo Pierce, quien añadió que se sorprendió al ver su nuevo uniforme blanco y negro en el vestuario.

Los Celtics y los Nets acordaron la transacción de alto perfil en la noche del draft y se hizo oficial la semana pasada. Garnett renunció a una cláusula de no traspaso para aceptar el acuerdo — después de que Pierce le insistió durante una larga llamada telefónica — y aunque dijo que fue "desafortunado" que ellos tuvieran que cambiar de aires, pareció acoger el cambio con menos dificultades. Incluso saludó al público con un "Qué pasa, Brooklyn" antes de sus primeras declaraciones.

"Yo no conozco a nadie que le encante el cambio, pero el cambio tiene que suceder para que las cosas mejoren", señaló.

Ahora que Pierce y Garnett se unen al trío de Deron Williams, Joe Johnson y Brook López, los Nets tendrán una de las alineaciones más potentes de la NBA. Pero necesitan ganar pronto, ya que Pierce tendrá 36 años para el partido inaugural de la temporada y Garnett ya tiene 37.

Los Celtics ganaron un título en el primer año en que Garnett y Pierce estuvieron juntos, y ellos dijeron estar convencidos de que los Nets reúnen el talento necesario para competir por uno en esta temporada.

___

Brian Mahoney está en Twitter como: http://www.twitter.com/Briancmahoney