La Agencia de Aeronáutica y del Espacio (NASA) anunció el jueves que tratará de reparar el telescopio espacial que caza planetas fuera del sistema solar.

Los esfuerzos de recuperación para salvar la misión que ha costado 600 millones de dólares comenzaron el jueves y se realizarán durante una semana. Los administradores de la misión no sabrán hasta fines de este mes a más tardar si la nave espacial Kepler alguna vez volverá a seguir buscando planetas similares a la Tierra.

Hace dos meses, Kepler perdió la segunda de cuatro ruedas que controlan su posición en el espacio. El artefacto necesita de tres ruedas en buen funcionamiento y los ingenieros tienen previsto enviar comandos a fin de que las ruedas vuelvan a girar nuevamente.

Desde que el telescopio fuera lanzado en el 2009, Kepler ha confirmado el hallazgo de 134 planetas y ha detectado más de 3.200 con posibilidades de serlo.

Si no se pudiera reparar al Kepler, los científicos han manifestado que aún les quedan años de observación para realizar estudios a fondo.