Usain Bolt, campeón olímpico y plusmarquista mundial de 100 metros, ha perdido a sus dos peores enemigos, Yohan Blake y Tyson Gay, camino de los Mundiales de Moscú, donde ahora tendrá mucho más fácil la recuperación de su corona.

Una lesión en el muslo derecho que sufrió en abril pasado ha dejado fuera de combate al actual campeón del mundo, el jamaicano Yohan Blake, que en Daegu 2011 se alzó con el título tras la descalificación de Bolt por salida falsa.

El representante de Blake, Cubie Seegobin, confirmó anoche que su cliente, "aunque ha hecho grandes progresos desde abril, necesita más tiempo para recuperarse".

Blake, que comparte con Tyson Gay el segundo puesto en el ránking mundial de todos los tiempos en 100 metros con una marca de 9.69 segundos, no participó en los campeonatos de Jamaica, a finales de junio, aunque habría podido competir en los Mundiales en su calidad de campeón en ejercicio.

La Federación Jamaicana, que todavía no tiene constancia oficial de la renuncia de Blake, tendrá que conformarse con alinear en Moscú a los tres atletas que subieron al podio en los campeonatos nacionales: Bolt, que ganó con 9.94; Kemar Bailey-Cole, segundo con 9.98, y Nickel Ashmeade, tercero con 9.99.

La baja de Yohan Blake se suma a las ya anunciadas, por dopaje, del estadounidense Tyson Gay, el más rápido del año hasta ahora (9.75), y de otro jamaicano, Asafa Powell, explusmarquista mundial y este año tercero en la lista con 9.88.

Blake no estuvo en los Nacionales de Kingston, donde se produjeron los positivos de cinco atletas, entre ellos Powell y Sherone Simpson, subcampeona olímpica de 100 metros en Pekín 2008, en ambos casos por un estimulante (Oxilofrina) contenido en un suplemento dietético para quemar grasa corporal.

Powell y Simpson pertenecen a un grupo de entrenamientos, dirigido por Stephen Francis, distinto al que comparten Usain Bolt y Yohan Blake bajo la dirección de Glen Mills. Sobre estos últimos no existe, hasta hoy, ninguna sospecha, para alivio de la comunidad atlética mundial.

El propio Stephen Francis se había opuesto a la decisión del mánager de Powell, Paul Doyle, de asignarle un entrenador físico personal, el canadiense Christopher Xuereb, sobre quien la policía italiana ha abierto una investigación como sospechoso de trabajar con sustancias prohibidas.

El buen momento de Asafa Powell, que en la reunión de Lausana estuvo por delante de Tyson Gay durante 70 metros y acabó segundo en 9.88, alimenta las sospechas de que estaba utilizando algún recurso adicional al trabajo en los entrenamientos.

El Gobierno de Jamaica, preocupado por el deterioro de la imagen del país ocasionado por los cinco positivos, pero especialmente los de Powell y Simpson, ha decidido tomar cartas en el asunto.

La Primera Ministra, Portia Simpson-Miller, que además es ministra de Deportes, ha anunciado que la Comisión Antidopaje Jamaicana (JADCO) implementará un programa de educación reforzado con controles en categorías menores.

"Vamos a introducir un programa de educación en las escuelas y en los campos de entrenamiento para sensibilizar a los deportistas desde primaria", anunció en el Parlamento nacional.

La ministra precisó que en Jamaica se han registrado 15 positivos en los 860 análisis practicados en los últimos cuatro años, pero la imagen del atletismo jamaicano, por la que tanto ha trabajado Usain Bolt, se ha resquebrajado con las últimas noticias.