El Gobierno de Ecuador estudia si emprende algún tipo de acción en relación con informaciones difundidas por la cadena de televisión estadounidense Univisión acerca de actos de espionaje a miembros del ejecutivo del país andino, dijo hoy su canciller, Ricardo Patiño.

Según la agencia pública ecuatoriana de noticias Andes, Univisión hizo públicas comunicaciones privadas de diplomáticos ecuatorianos, del canciller Patiño e incluso del presidente, Rafael Correa.

Preguntado sobre una posible decisión de demandar a la cadena televisiva posteriormente revocada, el ministro de Exteriores precisó hoy en una conferencia de prensa que no hay "ningún paso atrás", aunque tampoco se ha tomado una decisión.

"Lo que dije (en una entrevista) es que nosotros estábamos analizando el asunto, eso es todo. No es que ofrecí demandar y después he dado marcha atrás. Simplemente me preguntaron si esto merecía un juicio, una demanda y yo dije: estoy pidiéndole a los abogados que analicen. Eso es todo", precisó.

"Cuando tengamos una decisión, la anunciaremos", agregó.

El ministro ecuatoriano reveló a principios de este mes el hallazgo de un micrófono oculto en la embajada de ese país en Londres, donde se encuentra asilado desde hace algo más de un año el fundador de WikiLeaks, Julian Assange.

Al hacer ese anuncio también mencionó informaciones de la cadena estadounidense sobre el Gobierno ecuatoriano y consideró que un documento hecho publico por esa televisión pone de manifiesto "que ya no hay ningún recato respecto a estos temas".

"Estamos infiltrados por todos lados", declaró entonces Patiño.

Preguntado sobre las medidas que pueden tomarse ante las filtraciones de información gubernamental, Patiño recordó hoy que en la cumbre del bloque Mercosur celebrada la pasada semana en Uruguay se abordó este tema.

En su opinión, el asunto debe ser abordado desde un punto de vista técnico para determinar qué posibilidades existen de hacer "más difícil el 'hackeo' que se ha producido" y también con un enfoque político, para decidir si conviene que varios países o un bloque regional establecen sistemas que impidan el espionaje.