Los Packers de Green Bay revelaron el martes cifras financieras sin precedente en el año, algo que atribuyeron a otra temporada con más triunfos que derrotas, a la compartición de ingresos en la NFL y a la reducción de costos derivados de jugadores.

El presidente y director general del equipo, Mark Murphy, dijo a la prensa que los Packers generaron ingresos récord por 308,1 millones de dólares, un alza de 2% respecto de los 302 millones facturados en 2012, que también representaron una cifra sin precedente.

"Fue otro año fuerte en el campo", dijo Murphy. "Por cuarto año seguido avanzamos a la postemporada, ganamos dos títulos seguidos de la División Norte de la Conferencia Nacional. Eso ayuda a nuestras finanzas".

El equipo obtuvo 54,3 millones de dólares en ganancias, otro récord. La cifra superó en 26.4% la del año anterior, de 43 millones de dólares.

En cuanto a las ganancias netas, éstas fueron de 43,1 millones de dólares, un incremento de 1% respecto de los 42,7 millones reportados un año atrás. Los gastos se redujeron 2%, de 259 millones a poco menos de 254 millones.

Como la única franquicia que no es propiedad privada en la NFL, los Packers son también el único equipo de la liga que debe revelar datos financieros detallados.

Murphy atribuyó a los éxitos deportivos la generación de dinero. El equipo tuvo una foja de 11-5 la temporada anterior, ganó el título divisional y venció a los Vikings de Minnesota en un partido de playoffs en casa, antes de caer en su visita a los 49ers de San Francisco. El año pasado, el equipo tuvo un récord de 15-1 en la temporada regular antes de caer ante los Giants de Nueva York en los playoffs.

Y un año antes, Green Bay se coronó en el Super Bowl.