El actor de "Glee" Cory Monteith murió debido a una sobredosis de heroína y alcohol, dijeron las autoridades canadienses.

La oficina del forense de la Columbia Británica emitió el martes un comunicado diciendo que "no hay evidencia que sugiera que la muerte del señor Monteith haya sido más que un trágico accidente".

El actor de 31 años fue hallado muerto el sábado en su cuarto de hotel en Vancouver. Se cree que estaba solo cuando falleció.

Monteith había hablado con franqueza sobre su drogadicción desde adolescente, llamándola un serio problema, y en 2011 le dijo a la revista Parade que tenía "suerte de estar vivo".