Lo que se suponía iba a ser una celebración de fin de semana de la serie musical de televisión "Glee" se convirtió en un homenaje improvisado de canto y baile a su protagonista, Cory Monteith, quien murió el fin de semana.

Cientos de "gleeks", como se les conoce a los seguidores de la serie, acudieron a una convención en Inglaterra, donde se unieron a un coro de miles alrededor del mundo que inundaron las redes sociales para expresar su sorpresa y pesar por el deceso. La batalla del actor con las adicciones recordó aquellas de otras estrellas jóvenes cuyas muertes prematuras también dejaron a miles de fans en duelo.

"Todo este día ha sido simultáneamente la mejor y la peor experiencia de mi vida", dijo Chloe Harvey, una admiradora de 18 años de Portsmouth, Inglaterra. "La noticia fue devastadora. Nadie tenía idea de qué decir o qué hacer. Eso muestra que tipo tan increíble fue Cory, que todo el mundo se haya conmocionado así con la noticia. Todo el mundo lloraba y compartía sus historias".

Monteith, de 31 años, fue hallado sin vida en su cuarto de hotel en Vancouver, Columbia Británica, el sábado, según la policía, que dijo que una autopsia el lunes ayudaría a determinar la causa de muerte.

La policía dijo que Monteith había salido antes con amigos, pero un video y registros electrónicos del hotel indican que volvió solo a su habitación la madrugada del sábado. Se cree que estaba solo cuando falleció.

La cadena Fox y los productores de "Glee", incluyendo 20th Century Fox Television, calificaron a Monteith como un artista exceptional "y una persona aún más excepcional". Dijeron que fue "un verdadero placer trabajar con él" y que lo extrañarán "tremendamente". Lea Michele, estrella de "Glee" y novia de Monteith en la vida real, solicitó respeto a su privacidad tras recibir la noticia.

Aunque no se sabe aún qué causó su muerte, el fallecimiento de Monteith recuerda las vidas de Heath Ledger, Corey Haim y River Phoenix — actores que abusaron de sustancias y murieron veinteañeros o treintañeros. Monteith habló con franqueza sobre su lucha con la adicción desde que era adolescente. Lo llamó un serio problema e incluso le dijo a la revista Parade en 2011 que era "afortunado de estar vivo".

Monteith ingresó él mismo a un centro de tratamiento por adicciones en abril y pidió privacidad mientras tomaba pasos hacia su recuperación, dijo un representante en ese entonces. Michele le dijo a la revista People que lo amaba y lo apoyaba y que estaba orgullosa de que estuviera buscando ayuda. No fue la primera vez de Monteith en rehabilitación. También recibió tratamiento cuando tenía 19 años.

___

Derrik J. Lang está en Twitter como http://www.twitter.com/derrikjlang