El abridor Tim Lincecum lanzó joya de partido y consiguió su primer juego sin hit en su carrera, y el segundo en las Grandes Ligas, al llevar a los Gigantes de San Francisco a un triunfo por 9-0 sobre los Padres de San Diego.

Lincecum (5-9), un doble ganador del Cy Young Award, paradójicamente fue el derrotado cuando Homer Bailey, de los Rojos de Cincinnati, consiguió un juego sin hit contra los Gigantes, el pasado 2 de julio, el primero en las mayores en lo que va de temporada.

Pero esta vez le correspondió ser el protagonista al lanzar los nueve episodios, en los que dio cuatro bases y retiró a 13 por la vía del ponche.

El abridor terminó su labor con 148 envíos, 96 fueron perfectos para dejar en 4,26 su promedio de efectividad, contra 32 enemigos, cinco más del mínimo posible.

El primera base Brandon Belt (10) y el guardabosques Hunter Pence (14) pegaron sendos jonrones para los Gigantes.

La derrota fue para el abridor dominicano Edinson Volquez (6-8) en cinco episodios, permitió nueve imparables, un jonrón, ocho carreras, di ouna base y retiró a seis por ponche.