El gigante informático Microsoft anunció hoy una reestructuración de su organigrama con el objetivo de reducir el número de divisiones, fomentar la colaboración entre ellas, y concentrarse en aparatos y servicios de internet.

A partir de ahora, la empresa cofundada por Bill Gates se organizará en torno a solo cuatro divisiones: aplicaciones, sistemas operativos, servicios en la "nube" y aparatos electrónicos.

"Consolidaremos nuestras tecnologías de manera coherente en torno a estos grupos conjuntando algunas cosas que han estado diversificadas dentro de nuestra estructura organizativa", explicó Steve Ballmer, director ejecutivo de Microsoft en un correo enviado a los empleados.

La nueva estrategia de la compañía lleva como nombre "One Microsoft" (Un Microsoft) y permitirá, según Ballmer, facilitar "una mayor colaboración entre los grupos".

Como parte de esta reorganización, también habrá cambios en los jefes de cada una de estas nuevas divisiones.

Terry Myerson, hasta ahora jefe de ingeniería de Windows Phone, pasará a ser el director de la división de Sistemas Operativos, mientras que Julie Larson-Green se convertirá en la nueva directora de la división de Aparatos.

Por su parte, Qi Lu, que dirigía la división de servicios de internet, ahora pasará a controlar el nuevo grupo de Aplicaciones y Servicios, mientras que Satya Nadella será el nuevo jefe de servicios en la "nube".

De este modo, Microsoft busca aumentar la eficiencia y la agilidad de la compañía para adaptarse a los nuevos tiempos y la creciente competitividad del sector, y ser capaz de desarrollar nuevos productos con mayor rapidez.

Con la nueva organización, el gigante informático con sede en Redmond (estado de Washington), espera que todas las divisiones contribuyan a los diferentes productos de la compañía como el Windows Office, la videoconsola Xbox, el buscador Bing, el teléfono Windows Phone, o la tableta Surface.