Harold Baines y Edgar Martínez eran algunos de los toleteros que David Ortiz veía como modelos cuando era un jugador juvenil.

Así que para el dominicano no pasa desapercibido que ha superado a ambos para convertirse en el líder histórico de las Grandes Ligas en imparables como bateador designado.

"Eran grandiosos bateadores", dijo Ortiz, "y que tu nombre sea mencionado junto al de ellos, es algo maravilloso".

Ortiz pegó un doble en su primer turno al bate para superar a Bates con el mayor número de imparables como bateador designado, y una entrada después conectó un cuadrangular de dos carreras, para impulsar el miércoles a los Medias Rojas de Boston a una victoria por 11-4 sobre los Marineros de Seattle.

El dominicano inició el encuentro empatado con Baines con 1.688 imparables como designado, y fue reconocido por la afición, tanto de los Medias Rojas como de los Marineros, con una ovación de pie cuando conectó el doble entre los jardines izquierdo y central al iniciar el segundo episodio.

Una entrada después, Ortiz se apuntó su octavo imparable de la serie con un cuadrangular de dos carreras contra el abridor de Seattle Aaron Harang (4-8), su 19no esta temporada.

"No hay nada que este muchacho haga que me sorprenda. Sale cada día y es tan constante que casi cuentas con que haga algo. Hasta te sientes un poco mal cuando se va de 4-0", dijo el cátcher de Boston Jared Saltalamacchia. "Pero así de bueno y así de constante ha sido él a lo largo de su carrera".

Jacoby Ellsbury pegó tres imparables para extender su racha a 18 partidos con imparable, la mejor en las mayores actualmente, y los Medias Rojas le cargaron a Harang siete carreras y ocho hits.

Ortiz pareció conmoverse por la ovación cuando avanzaba hacia segunda tras conectar su doble. Dos veces tocó la visera de su casco hacia la afición y se tocó el pecho mientras el video de su logro era transmitido en la pantalla del estado. Ortiz ya tenía las marcas de más carreras, dobles, cuadrangulares, extrabases y remolques para un bateador designado.

"Los aficionados esperaban esto. Esperan ver que se rompen récords", dijo Ortiz.

El dominicano anotó en el segundo elevado de sacrificio de Saltalamacchia, y luego conectó un bambinazo de dos carreras en la tercera con dos outs en la cuenta, su segundo partido consecutivo con jonrón.

"He visto mucho de él con los años", dijo el mánager de Seattle Eric Wedge. "Es todo lo profesional que un bateador puede ser. Todavía tiene velocidad de bateo, todavía tiene potencia, domina la zona de strike tan bien como cualquiera en el juego".

Boston anotó cuatro carreras en la sexta, y obligó la salida de Harang luego de sencillos del cubano José Iglesias y de Brock Holt al abrir el episodio. Ellsbury y Shane Victorino pegaron sendos sencillos que remolcaron carrera en la productiva entrada para los Medias Rojas, que se vieron beneficiados también por un error del campocorto de Seattle Brad Miller.

El logro de Ortiz eclipsó una de las mejores aperturas de esta temporada del venezolano Félix Doubront. Luego de que su bullpen fuera exigido al máximo en los primeros dos partidos de la serie, Doubront (6-3) brindó la salida que Boston necesitaba para darle un descanso a los relevistas.

Doubront mantuvo en cero a los Marineros hasta la séptima entrada, y silenció a una ofensiva que había anotado 19 carreras contra Boston en los primeros dos encuentros de la serie. El venezolano permitió solo un par de sencillos tempraneros y un doble de Michael Saunders en la quinta, que fue el primer bateador de Seattle en llegar a la intermedia.

Seattle finalmente se abrió paso en la séptima, cuando Jason Bay inició el episodio con un doble y anotó con un sencillo del venezolano Henry Blanco. Pero eso fue todo lo que la extensa ofensiva de Seattle pudo hace contra el zurdo. Doubront ganó su segunda apertura consecutiva luego de pasar más de un mes sin victoria.

Es la tercera vez esta temporada que Doubront permite una carrera limpia o menos, y apenas la segunda vez que termina siete entradas.

Doubront ponchó a seis y regaló dos bases por bolas.

En otros resultados de la Liga Americana, Toronto venció 5-4 a Cleveland; Yanquis de Nueva York 8-1 a Kansas City; Baltimore 6-1 a Texas; Detroit 8-5 a Medias Blancas de Chicago, y Tampa Bay 4-3 a Minnesota en 13 innings.

En la Nacional, Miami derrotó 6-2 a Atlanta; Cincinnati 6-2 a Milwaukee; Mets de Nueva York 7-2 a San Francisco; Washington 5-1 a Filadelfia; Dodgers de Los Angeles 7-5 a Arizona en 14 innings, y Colorado 5-4 a San Diego.

En partidos interligas, Pittsburgh blanqueó 5-0 a Oakland, Angelinos de Los Angeles aplastaron 13-2 a Cachorros de Chicago, y San Luis superó 5-4 a Houston.