Tras años en la cumbre de los artistas de Las Vegas, donde se presenta en el Caesars Palace, la ganadora de cinco premios Grammy Celine Dion podría dormirse fácilmente en sus laureles.

Pero esta madre de familia de 45 años usa su influencia para nuevos proyectos, trabajando en un nuevo álbum que saldrá a la venta en octubre y coproduciendo el espectáculo de una compatriota de la región francesa de Canadá que se presentará cruzando la calle en el Bally's.

"No me interesa hacer amigos en la industria porque quiero hacer mi trabajo, quiero divertirme y regresar a casa con mi familia", dijo Dion en una entrevista reciente con The Associated Press, sentada en el escenario junto a su protegida con la que habló un poco de francés. "Pero Veronic — es diferente. No estoy muy segura por qué, pero quiero que sea mi amiga. La adoro, la respeto mucho".

Veronic DiCaire — una rubia encantadora de Ontario con mucha energía y un poco de acento al hablar inglés — ya había abierto un concierto para Dion durante el paso de su gira por Montreal en 2008. A finales de junio comenzó una serie de presentaciones de dos meses de "Veronic Voices", en la que personifica a 50 cantantes femeninas que van de Whitney Houston a Amy Winehouse y Lady Gaga.

En una ciudad en la que es difícil andar por la calle sin encontrarse con un imitador de Michael Jackson o Elvis, DiCaire tendrá que luchar para ir más allá del título estigmatizador de imitadora, algo que según Dion podrá hacer DiCaire porque ella "se convierte" en sus personajes.

"Hemos visto imitadores, hemos visto hombres haciendo de mujeres y mujeres haciendo de hombres", dijo Dion. "A veces es divertido, y a veces es muy exagerado. Hemos visto todo pero con Veronic es muy, muy diferente".

DiCaire seguidores francófonos devotos tras haber vivido en Francia, pero su espectáculo en Las Vegas es su primera presentación en el mundo angloparlante. Si no triunfa no será por falta de mentora. Dion reescribió las reglas sobre los espectáculos en Las Vegas llenando su auditorio con 4.000 asientos desde que debutó en 2003 y demostrando el error de aquellos que consideraban a la ciudad como un asilo para estrellas en decadencia.

"Los críticos decían 'por Dios el Titanic se va a hundir de nuevo, ella va a acabar con su carrera ahí''', recordó Dion. "Nos arriesgamos y funcionó muy bien para nosotros".

"No estoy obligada a estar aquí, la razón por la que estoy aquí es porque lo disfruto mucho", agregó.

El atractivo de Las Vegas, dijo Dion, es evitar el ritmo exhaustivo de las giras y regresar todos los días a casa con su esposo y con sus tres hijos Rene Charles de 12 años y los mellizos de 2 años Eddy y Nelson.

Los menores tienen el nombre de sus héroes — Eddy por el compositor francés Eddy Marnay, a quien Dion describe como su padre en el mundo musical y Nelson por Nelson Mandela, el ex presidente sudafricano de 94 años quien actualmente enfrenta una enfermedad respiratoria grave en el hospital.

"Conocimos al señor Mandela. Fue un momento increíble y un gran privilegio", dijo Dion del hombre quien luchó por terminar con el apartheid de Sudáfrica. "Ambos pensamos que era un nombre de héroe... Nelson Mandela representó algo muy positivo y grande".

Además de sus deberes como madre y mentora, Dion planea lanzar su primer álbum en inglés en seis años a finales de 2013. La cantante dijo que ante el reto de mantenerse fresca tras tres décadas produciendo discos, incluyó algunas colaboraciones inesperadas incluyendo una con el artista R&B Ne-Yo.

"Los productores y los compositores me propusieron nuevamente canciones increíbles y me emocioné una vez más", dijo. "Todo el proyecto es extraordinario"