David Villa será el encargado de tratar de reemplazar los goles que se llevó Radamel Falcao del Atlético de Madrid.

Barcelona anunció el lunes en su página de internet que había llegado a un principio de acuerdo para vender al delantero en 5,1 millones de euros, reservándose el 50% de su pase en caso de que Villa sea transferido luego a otro club.

Villa marcó 48 goles en 119 partidos con Barcelona tras incorporarse al club en el 2010, pero nunca logró afianzarse como titular indiscutido y hubiera quedado relegado definitivamente al banco seguramente ahora que el club compró a Neymar.

Falcao fue vital para que Atlético ganase la Copa del Rey, derrotando a Real Madrid en la final, y terminase tercero en la liga española, lo que le garantiza una plaza en la Liga de Campeones. El colombiano, sin embargo, se fue el Mónaco y dejó un gran vacío.

El técnico Diego Simeone se había quejado de que el club no estaba haciendo lo suficiente por conseguir un relevo de peso.

Villa, máximo goleador histórico de la selección española, era pretendido también por el Tottenham de Inglaterra, según medios de prensa.

El ariete convirtió goles importantes con Barcelona, pero luego de una prolongada ausencia por una fractura le costó volver a insertarse en el equipo y a menudo quedaba en el banco.

Cuando le tocó jugar, no estuvo acertado frente al arco, desaprovechando muchas acciones propicias para anotar.