El senador opositor boliviano Roger Pinto, refugiado desde hace más de 13 meses en la Embajada de Brasil en La Paz, pidió hoy a la OEA que se pronuncie sobre su caso como lo hizo el año pasado cuando Ecuador decidió conceder asilo al fundador de Wikileaks, Julian Assange.

La hija del senador, Denise Pinto, entregó hoy a los medios una carta de su padre al secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, en la que el opositor lamentó que el Gobierno de Evo Morales se niegue a darle el salvoconducto que requiere para poder abandonar el país y viajar a Brasil, que le otorgó asilo.

Pinto recordó que "la OEA se ha pronunciado en respaldo del Ecuador, en ocasión del asilo concedido a Julian Assange".

"Considero tener el mismo derecho que él para solicitar a la OEA se pronuncie en relación a mi caso y en aplicación de la Carta Democrática", indicó el opositor.

"Por eso es que pido que se pronuncie en relación a esta mi denuncia y pueda constituirse en una ventana de esperanza abierta a la libertad y la vigencia de los derechos fundamentales que hoy me han arrebatado", agregó.

También pidió a Insulza que haga llegar una copia de su misiva a todos los representantes de la OEA.

Pinto permanece asilado desde el 28 de mayo de 2012 en la sede de la embajada en La Paz y alega que es víctima de una "persecución política" por acusar de corrupción y connivencia con el narcotráfico al Gobierno Evo de Morales, que rechaza tal denuncia.

Cuando pidió asilo en la sede diplomática brasileña el senador temía ser detenido porque afrontaba más de 20 juicios impulsados por el Gobierno en diferentes ciudades bolivianas.

El Ejecutivo de Morales ha negado el permiso de salida al senador aduciendo que está implicado en supuestos actos de corrupción.

Un tribunal boliviano le sentenció el mes pasado a un año de prisión por una acusación de causar un daño económico al Estado de más de 1,7 millones de dólares.

El expresidente boliviano Jorge Quiroga (2001-2002) pidió este lunes al Gobierno de Morales "consistencia y coherencia" porque, según dijo, "no se puede ofrecer a un norteamericano detenido en Moscú lo que no se cumple con un boliviano en La Paz".

Quiroga aludía a la oferta de asilo que hizo el mandatario al extécnico de la CIA Edward Snowden, que permanece desde hace dos semanas en el aeropuerto de Moscú y a quien EE.UU. reclama por divulgar información clasificada.

Morales aseguró el fin de semana que dará asilo a Snowden si éste se lo pide, en protesta porque varios países europeos le impidieron el tránsito aéreo por sus territorios bajo sospechas de que el estadounidense iba a bordo de su avión.

"Es una flagrante discriminación que se ofrezca a un espía norteamericano en Rusia (...) lo que se le niega a un senador boliviano en La Paz", opinó Quiroga.