Si hubiera aceptado un canje la temporada anterior, Alfonso Soriano habría jugado para un equipo campeón.

Esta vez, el dominicano tampoco quiere pensar en la posibilidad de un canje. Pero ésta podría surgir si sigue bateando así.

Soriano conectó un par de jonrones de dos carreras en innings consecutivos para guiar el sábado a los Cachorros de Chicago hacia un triunfo por 4-1 sobre los Piratas de Pittsburgh.

"Quiero ganar aquí", aseguró Soriano.

Pero los Cachorros no están logrando muchas victorias en esta campaña ni en otras recientes. Siguen en las primeras etapas de un proceso de reconstrucción y, dado que su contrato por ocho años expira en 2014, Soriano podría resultar atractivo particularmente para clubes de la Liga Americana que buscan un bateador designado.

La temporada anterior, el toletero siete veces electo para el Juego de Estrellas rechazó un canje a San Francisco, que a la postre se coronó en la Serie Mundial.

"No quiero pensar en eso", dijo el jardinero de San Pedro de Macorís, que puede vetar cualquier acuerdo. "Si ellos ponen algo sobre la mesa, lo mejor es que me lo notifiquen antes de que negocien con el exterior. No quiero pensar en eso. Sólo quiero venir al parque y jugar".

El sábado, jugó de manera espectacular.

Edwin Jackson y tres relevistas se combinaron en una faena de cinco hits, y los Cachorros propinaron a los Piratas apenas su tercera derrota en 14 juegos.

Pittsburgh llegó al encuentro con la mejor foja en las Grandes Ligas y con una racha de siete triunfos en fila como visitante. Sin embargo, los Piratas no pudieron hacer mucho con el bate para sobreponerse a los garrotazos de Soriano.

El cuadrangular del quisqueyano contra Charlie Morton en la cuarta entrada, después de que su compatriota Pedro Álvarez había sonado un bambinazo en la parte alta del inning, puso a los Cachorros arriba. Luego, Soriano empalmó un vuelacerca que envió la pelota al graderío del jardín izquierdo, para poner la pizarra 4-1 en el quinto acto.

Esa contribución bastó para Jackson (5-10), que ganó su segunda apertura al hilo. El veterano derecho, una decepción luego de firmar en enero un contrato por cuatro años con Chicago, tuvo una de sus mejores salidas y se colocó en una foja de 6-2 en 10 aperturas contra Pittsburgh.

Limitó a los Piratas a sólo una carrera y cuatro imparables en cinco innings y dos tercios. Abandonó la lomita ovacionado luego de dar un boleto a Garrett Jones para colocar corredores en primera y segunda.

James Russell se hizo cargo y ponchó a Álvarez para poner fin a la amenaza. Matt Guerrier laboró dos innings sin admitir carrera y Kevin Gregg dio trámite al noveno para su 15to salvamento en 16 oportunidades.

Morton (1-2) lanzó seis episodios por Pittsburgh, con cuatro carreras, siete hits, seis ponches y tres pasaportes.

En otros juegos de la Liga Nacional, los Cardenales de San Luis superaron 5-4 a los Marlins de Florida, con victoria del venezolano Edward Mujica (1-1); los Nacionales de Washington se impusieron 5-4 a los Padres de San Diego, con salvamento del dominicano Rafael Soriano (24), y los Cerveceros de Milwaukee vencieron 7-5 a los Mets de Nueva York, con triunfo del mexicano Yovani Gallardo (7-8).

Además, los Gigantes de San Francisco vencieron 4-2 a los Dodgers de Los Ángeles; los Bravos de Atlanta aplastaron 13-4 a los Filis de Filadelfia, y los Diamondbacks de Arizona derrotaron 11-1 a los Rockies de Colorado.

En la Liga Americana, Andy Pettitte volvió a frenar a los Orioles, mientras que el dominicano Eduardo Núñez regresó a la alineación y conectó el hit que significó la ventaja, en el duelo que los Yanquis de Nueva York ganaron por 5-4 a los Orioles de Baltimore, para enhebrar su sexta victoria consecutiva.

Es la mejor racha de triunfos que han tenido los Yanquis en la campaña.

Nueva York se sobrepuso al 33er jonrón de Chris Davis, líder de las mayores en ese rubro, y a otro doble de Manny Machado, quien estaba celebrando su 21er cumpleaños. Los Orioles han perdido cuatro de cinco encuentros.

Pettitte (6-6), de 41 años, se apuntó su victoria número 251, con lo que empató a Bob Gibson, miembro del Salón de la Fama, en el 44to lugar de la lista de lanzadores con más triunfos de por vida.

El serpentinero de Nueva York se mostró perseverante en un día caluroso. Recuperó el control después de que los Orioles tomaron una ventaja de 3-0.

Los aficionados ovacionaron ruidosamente a Pettitte cuando abandonó el montículo, con dos outs del séptimo inning, después de realizar exactamente 100 lanzamientos y de hacer lo necesario para poner fin a una racha de cuatro aperturas sin conocer la victoria.

El panameño Mariano Rivera resolvió la novena entrada para su 29no salvamento.

Núñez salió de la lista de los lesionados por 60 días justo antes del partido y jugó por vez primera desde que un tirón en el costado izquierdo afectó su desempeño a comienzos de mayo. Su hit crucial puso fin a una racha de siete triunfos seguidos por parte de Chris Tillman (10-3).

En otros juegos del Nuevo Circuito, los Rojos de Cincinnati apabullaron 13-4 a los Marineros de Seattle, con tres producidas por el venezolano César Izturis, y los Tigres de Detroit arrollaron 9-4 a los Indios de Cleveland, con un cuadrangular de dos carreras del venezolano Miguel Cabrera (27).

Asimismo, los Mellizos de Minnesota blanquearon 6-0 a los Azulejos de Toronto; los Reales de Kansas City superaron 4-3 a los Atléticos de Oakland; los Rays de Tampa Bay derrotaron 3-0 a los Medias Blancas de Chicago; los Astros de Houston vencieron 9-5 a los Rangers de Texas, y los Angelinos de Los Ángeles le ganaron 9-7 a los Medias Rojas de Boston en 11 entradas.