Recientes verdugos de equipos europeos y sudamericanos, Chile y Ghana chocarán por un lado e Irak y Corea del Sur por el otro cuando se disputen el domingo los cuartos de final de la Copa Mundial Sub20.

Chile despachó a Croacia y Ghana a Portugal, que era uno de los favoritos, y otro tanto hicieron Irak con Paraguay y Surcorea ante Colombia, en ambos casos en la ronda anterior.

De esos aspirantes a la semifinal, Irak es el único que sigue invicto; Chile quedó segundo de su grupo y Surcorea y Ghana terceros de los suyos, con el agravante para los africanos, que terminaron como el peor de los 18 que avanzaron a octavos.

Chile-Ghana jugarán en Estambul y Corea del Sur-Irak lo harán en Kayseri. Los ganadores se habrán asegurado su presencia el 13 de julio en Estambul en la clausura del Mundial, ya sea por el tercer puesto o bien por el título.

Juego áspero y compacto, además de buen manejo de la pelota, son las características de Ghana, una de las potencias de la categoría ya que fue campeón en 2009 en Egipto y finalista en 1993 y 2001.

"Vimos algunos partidos de Ghana y puedo decir que juegan bastante bien", destacó el técnico de Chile Mario Salas. "Son muy buenos técnicamente y muy potentes", agregó el timonel, cuyo país se clasificó para los cuartos de final de un Mundial Sub20 por tercera vez y que ahora busca avanzar a semifinales para igualar el techo histórico alcanzado en 1987 y 2007.

Una de las novedades en Chile será el regreso de Bryan Rabello, centrocampista del Sevilla español, luego de cumplir una fecha afuera por tarjetas amarillas y quien quizás ingrese por Sebastián Martínez, suspendido por ese mismo motivo. Rabello será uno de los encargados de abastecer a Nicolás Castillo, autor de tres goles en el torneo y que buscará perforar a una defensa africana que ha recibido siete dianas en cuatro encuentros.

"Deseamos ser protagonistas y cada partido damos lo mejor", dijo Rabello. "Ghana tiene mucha velocidad en sus atacantes y podemos contrarrestar eso. Dejan espacios y podemos doblegarnos con nuestro fútbol".

Irak y Corea del Sur será una reedición del duelo entre ambos países de la final del campeonato asiático Sub19 en Emiratos Arabes, cuando los penales le dieron la victoria a los surcoreanos tras un empate sin goles en los 90 minutos y con un 1-1 en el alargue en noviembre pasado.

"Este partido es una revancha para nosotros", declaró el técnico iraquí Hakeem Shakir, cuyo equipo se mantiene invicto después de enfrentarse a rivales de la talla de Inglaterra, Egipto, Chile y Paraguay. "Se llevaron la copa en el campeonato asiático, pero ahora queremos mostrar quién es el mejor de Asia ante el mundo entero".

Irak encara este duelo con la baja de Mohanad Abdulraheem, su principal arma en ataque, quien cumplirá un partido de suspensión después de ver su segunda amarilla en octavos.

Las otras semifinales se jugarán el domingo entre Uruguay-España (Bursa) y Francia-Uzbekistán (Rize).

Chile y Uruguay van por carriles diferentes por lo que hasta podrían chocar en la final en Estambul.