Se suponía que la Copa de Oro iba a ser una apacible formalidad para José Manuel De la Torre.

Pero el campeonato de selecciones de la CONCACAF ahora es una competencia de importancia trascendental para el entrenador de México, una en la que no revalidar el título podría costarle el puesto.

De la Torre dispone de una oportunidad de recuperar crédito a partir del domingo cuando México enfrente a Panamá en la fecha inaugural del certamen en el que el "Tri" va por su tercer título consecutivo.

A raíz de los malos resultados en lo que va del año — un triunfo en seis partidos en las eliminatorias al Mundial de Brasil 2014 y una eliminación en la primera ronda de la Copa Confederaciones — De la Torre se ha tenido que acostumbrar a los cánticos de los aficionados pidiendo que deje la conducción del equipo nacional.

"Estamos molestos con los resultados porque sabemos que tenemos la capacidad de jugar de mejor manera", admitió De la Torre, quien asumió el cargo a finales del 2010 en reemplazo de Javier Aguirre. "El equipo está trabajando fuerte para tener mayor atención y ser eficaz".

Más allá de los malos resultados, lo más preocupante para México es que el conjunto como tal no engrana. Su mejor actuación en eliminatorias fue en Honduras, donde se puso arriba 2-0 pero dos goles al final del encuentro les quitaron la posibilidad de sacar el resultado.

En Confederaciones, los mexicanos jugaron bien por momentos ante el anfitrión Brasil y cerraron con un triunfo ante Japón con suplentes.

"Falta mejor ritmo y eso cuesta, pero la actitud de todos para adquirirlo es extraordinaria", afirmó De la Torre.

El partido del domingo será por el Grupo A, en el que Canadá y Martinica se medirán a primera hora.

Panamá, que fue semifinalista en la pasada edición, llega al torneo con algunas incógnitas en su once titular. Por diferentes motivos, desde descanso o lesiones, no se incluyó en su nómina a pilares como el capitán y defensa Felipe Baloy, así como el atacante Luis Tejada.

Luego que en sus últimos tres encuentros por las eliminatoria no pudo meter un solo gol, Panamá apelará al olfato goleador de Blás Pérez. Los panameños marchan quintos en el hexagonal.

"Estamos obligados a pasar la primera fase. Este torneo nos va a servir para llegar mejor a las eliminatorias", dijo el entrenador Julio Dely Valdés.

A su regreso a México, luego de la Confederaciones, De la Torre encontró un ambiente tenso. Las cosas empeoraron en sus partidos de preparación.

En su último ensayo previo al viaje a Estados Unidos, en "Tri" iba perdiendo 3-0 con el Querétaro hasta que goles sobre el final de Javier Orozco maquillaron el 3-2 definitivo. La afición reunida en el estadio Corregidora repitió el cántico escuchado en las eliminatorias en el estadio Azteca: "Fuera Chepo, fuera Chepo".

Conquistar la Copa de Oro podría calmar las aguas y levantar el ánimo con miras a los próximos compromisos en las eliminatorias ante Honduras y Estados Unidos en septiembre. Sin embargo, un resultado adverso dejaría al "Chepo" De la Torre en una situación insostenible.

"Nunca pienso que me va a ir mal, está en las posibilidades. Pero me preparo para ganar. Pensamos que nos va a ir bien y buscamos los complementos que nos ayuden para que nos vaya de la mejor manera", dijo De la Torre. "Los objetivos los tenemos altos. A veces no te avalan los resultados, pero seguimos luchando, enfocados en el trabajo y trataremos de ganar la Copa".

El partido se jugará desde las 17.00 hora local (0000 GMT) en el estadio Rose Bowl.