Vehículos barreminas, blindajes biomiméticos y sistemas de seguridad electrónica son algunas de las herramientas que desarrolla la empresa colombiana Tecnologías Marte con el propósito de disminuir las víctimas del conflicto armado.

Se trata de una iniciativa de Javier Mauricio Betancur, un ingeniero mecánico de 31 años que convirtió su investigación de pregrado en un negocio, y quien está preparado para exportar su producto estrella, un vehículo barreminas, a países como Chile, Ecuador, Argentina y Paraguay, informó Colombia.inn.

"Lo primero que desarrollamos fue el barreminas ANT-1, de 160 kilos, que es manejado a control remoto y tiene un eje con cadenas que golpean el piso e inducen la detonación" de las minas sembradas por los grupos armados, detalló a Colombia.inn Betancur, quien trabaja junto a otros tres jóvenes emprendedores en la ciudad de Medellín.

Con el aparato, del que hoy ofrecen versiones más livianas, que pueden ser desarmadas para cargarlas incluso en mochilas por la tropa, Tecnologías Marte espera "realizar una gran prueba con el Ejército antes de finalizar el año", además de dos operaciones reales de desminado en el departamento de Antioquia (noroeste), apuntó.

Colombia el segundo país más minado del mundo, después de Afganistán, y 10.253 personas (6.358 militares y 3.895 civiles) han sido víctimas de estos artefactos explosivos desde 1990, de las cuales 2.126 han perdido la vida.

"Nos dimos a la tarea de fabricar soluciones más baratas y eficientes para desminar y para ello tenemos un convenio marco con el Ministerio de Defensa y trabajamos con la Escuela de Ingenieros Militares del Ejército Nacional y el Centro de Desarrollo Tecnológico Aeroespacial para la Defensa de la Fuerza Aérea", dijo Betancur.

Chile, Ecuador, Argentina y Paraguay, países todavía con minas antipersonas heredadas de conflictos pasados, están interesados en los desarrollos de Tecnologías Marte.

"Incluso conversamos con uno de los ejércitos más grandes del mundo al que le estamos mostrando nuestros productos", apuntó Betancur sin dar más detalles.

Con el barreminas los emprendedores han logrado la única patente internacional existente en Colombia para este tipo de instrumentos, sobre los que la empresa, creada en 2009, "ha ido incrementando su complejidad hasta el punto de tener hoy brazo, cañón y gripper (pinza)", manifestó el ingeniero físico Juan Manuel López, de 22 años.

Este instrumento es, además, multiuso, ya que no solo detona minas antipersonas sino que corta la vegetación y apoya de esa manera la erradicación de cultivos ilícitos.

Dentro del abanico de herramientas que ha ideado la compañía también figuran, según su gerente, "chalecos biomiméticos, que resisten impactos de munición de alto poder, como rifles y fusiles, pero que a la vez son flexibles y más livianos que los que se consiguen actualmente en el mercado".

Esas prendas, que pesan cinco kilos, "tienen la parte frontal cubierta con un material extraliviano y ergonómico que protege contra cualquier tipo de onda explosiva y de fragmentación", argumentó Betancur.

Tecnologías Marte perfecciona igualmente, junto a la Escuela de Ingenieros Militares, una versión del traje antiexplosivos EOD, que cubre el cuerpo de pies a cabeza, y que se hizo famoso por la película "The Hurt Locker".

Convencido de que hay un nicho de mercado con "un alto requerimiento en el mundo de este tipo de herramienta", que cuesta unos 300 millones de pesos (unos 170.000 dólares), Tecnologías Marte fabrica "un traje con igual protección pero con un costo de aproximadamente menos de la tercera parte", apuntó Betancur.

Esta compañía elabora asimismo placas rígidas para blindar helicópteros de la Fuerza Aérea, tan livianas que flotan en el agua, pero que llegan a soportar el impacto de una ráfaga de munición 7.62 milímetros.

HASH(0x8fbb288)

Claudia Polanco Yermanos