El Gobierno chino aseguró hoy que el V Diálogo Estratégico y Económico entre China y Estados Unidos, que se celebrará el próximo 10 y 11 de julio en Washington, se basará en la implementación de "un nuevo modelo de relaciones" entre ambas potencias.

En una rueda de prensa celebrada hoy en la capital china, el ministro adjunto de Asuntos Exteriores, Zheng Zeguang, indicó que el encuentro -el primero entre ambas administraciones desde el relevo del liderazgo en China- intentará implementar los acuerdos alcanzados entre Xi Jinping y Barack Obama en la reunión entre ambos mandatarios del pasado junio.

En el ámbito estratégico, los encuentros los presidirán el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, y el consejero de Estado chino, Yang Jiechi, y en ellos se abordarán "cuestiones internacionales y regionales de importancia mutua", como el conflicto en la península coreana o las tensiones entre China y sus vecinos en el Mar de la China Oriental y en el Mar de la China Meridional.

En referencia a estas últimas cuestiones, Zheng consideró que EEUU "debería hacer más esfuerzos" para contribuir a la estabilidad de la zona y pidió a Washington que "respete los hechos y envíe una señal correcta en vez de una errónea".

"Mientras nos respetemos el uno al otro y busquemos una cooperación para que ganen las dos partes, definitivamente vamos a establecer un buen patrón de interacción", añadió el alto cargo chino.

Una de las novedades con respecto a las anteriores ediciones del Diálogo Estratégico y Económico es la celebración de un encuentro exclusivamente dedicado a las cuestiones de ciberseguridad, que se realizará en el marco del III Diálogo de Seguridad.

Se da la circunstancia de que en los últimos meses EEUU ha acusado en numerosas ocasiones a China de espiar empresas y agencias gubernamentales y que recientemente el extécnico de la CIA Edward Snowden reveló que Washington espió también objetivos de la República Popular.

"Ambas partes le dan una gran importancia a este encuentro", afirmó Zheng al respecto, quien aseguró que las filtraciones de Snowden "demuestran que China está entre las víctimas de los ciberataques".

En el ámbito económico, las negociaciones las presidirán el secretario del Tesoro de EEUU, Jacob Lew, y el viceprimer ministro chino, Wang Yang, para tratar cuestiones como el comercio bilateral, la política monetaria estadounidense, la inversión de compañías de ambas potencias en los respectivos mercados o el Acuerdo Estratégico Transpacífico de Asociación Económica (TPP).

El viceministro de Finanzas chino, Zhu Guangyao, expresó hoy en Pekín que "confía" que EEUU "relaje las restricciones sobre las exportaciones de productos de alta tecnología a China así como las inversiones de las empresas de la República Popular en territorio estadounidense.

"Las normas de la Organización Mundial del Comercio describen a China como una economía de mercado y no importa qué respuesta dé los Estados Unidos al respecto. Esperamos que tengan en mente el interés general y el beneficio mutuo de la cooperación y adopten medidas positivas para reconocer el estatus de economía de mercado completa de China", indicó Zhu.