El estadounidense Tyson Gay, el atleta más veloz del año, refrendó su actual hegemonía en Lausana con una marca de 9.79 en 100 metros y viento favorable de 2 metros, sobreponiéndose a una mejor salida del jamaicano Asafa Powell, en una reunión que registró el mejor salto de altura en 19 años (2,41) a cargo del ucraniano Bohdan Bondarenko.

Por la calle tres, dos a la izquierda de Gay, Powell ejecutó una gran puesta en acción (148 milésimas) y permaneció por delante hasta los 40 metros. A partir de ahí, el estadounidense, que había tardado 163 milésimas en abandonar los tacos de salida, se mostró intratable.

Tyson Gay venía de acreditar, hace dos semanas, los mejores registros mundiales del año tanto en 100 (9.75) como en 200 metros (19.74) en las pruebas de selección olímpica estadounidenses en Des Moines (Iowa).

En Lausana, sobre la pista en la que, hace seis años, consiguió una victoria que precedió a sus tres medallas de oro en los Mundiales de Osaka, Gay volvió a exhibir hoy su gran momento de forma.

Powell llegó segundo en 9.88, su mejor registro del año, y el estadounidense Michael Rodgers tercero con 9.96.

Bohdan Bondarenko sigue creciendo en altura. Si la semana pasada logró en Birmingham (Gran Bretaña) un nuevo récord de la reunión inglesa con un salto de 2,36 metros sin haber fallado un solo intento, hoy batió el del mitin de Lausana con 2,41. Nadie había saltado tanto en los últimos 19 años.

Luego, con el listón en 2,46, atacó, sin éxito, el viejo récord mundial del cubano Javier Sotomayor -2,45, logrado en Salamanca el 27 de julio de 1993-, pero logró de golpe la mejor marca mundial del año, el récord de la reunión y la plusmarca nacional de Ucrania.

El estadounidense Erik Kynard fue segundo con marca personal (2,37), en tanto que el campeón de Europa y medallista de bronce olímpico, el británico Robbie Grabarz, terminó el último con 2,24.

En 800 metros, el etíope de 19 años Mohamed Aman, campeón mundial en pista cubierta, sacó a relucir su poderoso final para vencer con la mejor marca mundial del año (1:43.33) después de haber pasado los 400 en 49.59 y los 600 en 1:16.91. El francés Ambroise Bosse, que le plantó cara en el esprint, fue segundo con 1:44.11 y el colombiano Rafith Rodríguez sexto con 1:45.07.

La pértiga masculina deparó una sorpresa: el francés Renaud Lavillenie, campeón mundial y olímpico, no pudo con la primera altura que intentó (5,62) y abandonó el concurso sin marca, dejando que el griego Konstantinos Filippidis se anotara una inesperada victoria con un salto de 5,72, diez centímetros más que el brasileño Augusto Dutra.

En 400 metros vallas, el puertorriqueño Javier Culson, medallista de bronce olímpico en Londres, logró su segunda victoria consecutiva en la Liga de Diamante, batiendo con su mejor registro del año (48.14) al actual campeón olímpico, el dominicano Félix Sánchez, que también mejoró su marca de la temporada con 48.58.

En la otra distancia de vallas, los 110 metros, el estadounidense David Oliver se impuso con la mejor marca mundial del año (13.03), seguido del actual campeón mundial, su compatriota Jason Richardson (13.20), y del hombre que los venció a los dos en las pruebas de selección, Ryan Wilson (13.27).

En peso, el estadounidense Ryan Whiting, campeón mundial bajo techo, se tomó el desquite de su derrota en Birmingham ante su compatriota Reese Hoffa, campeón mundial en 2007, y le batió por 30 centímetros con un lanzamiento de 21,88, récord del mitin. No compitió el actual campeón del mundo, el alemán David Storl.