Joey Chestnut devoró el jueves 69 hot dogs y con ello su propio récord en la competencia masculina de comedores de la salchicha con pan, mientras que Sonya Thomas defendió con éxito su título femenino.

Chesnut, se comió un hot dog más que su previo récord para capturar el cinturón de campeón de este concurso tradicional del Día de la Independencia en el parque Coney Island, de Nueva York. Tras la victoria, Chesnut dijo que estaba motivado por el prestigio, no la bolsa de 10.000 dólares.

"Yo lo haría por nada", dijo.

En tanto, Thomas, una competidora de apenas 45 kilogramos (100 libras) conocida como la Viuda Negra, se comió 37 hot dogs para llevarse estrechamente la victoria.

Chestnut, de 29 años, es un séptuple campeón que estableció el viejo récord — 68 salchichas con pan en 10 minutos — el año pasado. Thomas, de 45 años, se comió 45 salchichas el año pasado para ganar el cetro y también ganó en el 2011, la primera vez que las mujeres compitieron separadamente.

Chestnut, que pesa 95 kilos (210 libras) , había dicho antes de la competencia que su ritmo había sido inconsistente en el pasado, pero que "esta vez voy a comer con un poco de más elegancia, conservar mis fuerzas".

Matt Stonie, que finalizó segundo, comió 51 hot dogs.

Con el triunfo de este año, Chesnut superó a su ex rival Takeu Kobayashi, que ganó el concurso seis veces. Kobayashi compitió en un concurso diferente el jueves.

Thomas se enfrascó en un duelo con Juliet Lee por la bolsa femenina de 5.000 dólares. Thomas finalizó con 36 salchichas y tres cuartos. Lee devoró 36 salchichas.

Thomas dijo que el reto de tragarse decenas de salchichas es "más mental que físico".

"Yo tengo que pelear conmigo misma, así que voy a tratar realmente de concentrarme", dijo Thomas, que es gerente de un restaurante de comidas rápidas en Alexandria, Virginia.

Ahora en su 98vo año, el concurso de hot dogs de Coney island atrae a muchedumbres que acuden a presenciar a los competidores tratando de tragar tantas salchichas como puedan en el plazo asignado.