Las autoridades de Indonesia elevaron hoy a 30 el número de muertos a causa del terremoto de 6,1 grados que sacudió el martes la isla de Sumatra, al oeste del archipiélago, mientras que otras 12 personas se encuentran desaparecidas.

Los equipos de emergencia continúan la búsqueda de desaparecidos en los distritos de Bener Meriah y Aceh central, los más afectados por el sismo, a pesar de las dificultades por los daños en los accesos a las zonas más remotas, cortes de electricidad y en las telecomunicaciones.

El portavoz de la Agencia de Gestión de Desastres de Indonesia, Sutopo Purwo, dijo a Efe que la mayoría de muertos son niños y ancianos y que, además, se han registrado 275 heridos que han sido trasladados a los hospitales de la zona.

Purwo añadió que el terremoto ha causado daños en unas 3.000 casas, de las que unas 1.300 se han derrumbado casi en su totalidad, lo que ha llevado a las autoridades a habilitar 35 refugios temporales.

El sismo, cuyo hipocentro fue localizado a 10 kilómetros de profundidad, desató el pánico de la población de esta región de Indonesia donde en 2004 un fuerte terremoto generó un tsunami que causó más de 226.000 muertos en una docena de naciones bañadas por el océano Índico.

El archipiélago indonesio se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacifico", una zona de gran actividad sísmica y volcánica en la que cada año se registran unos 7.000 terremotos, la mayoría de escasa magnitud.