Soldados, policías y voluntarios viajaron el miércoles a la región indonesia afectada por el sismo que dejó 22 muertos y cientos de heridos, para buscar posibles víctimas atrapadas entre los escombros de casas derruidas y deslaves.

El temblor de magnitud 6,1 se registró el martes por la tarde a apenas 10 kilómetros (6 millas) de profundidad, con epicentro en el extremo occidental de la isla de Sumatra, en provincia indonesia de Ache.

Doce personas murieron y otras 70 sufrieron lesiones por un alud o construcciones colapsadas en el distrito de Bener Meriah, la zona más afectada, informó Sutopo Purwo Nugroho, de la Agencia Nacional de Mitigación de Desastres. El miércoles agregó que aún siguen contando viviendas y edificios dañados en el distrito.

Otras 10 personas murieron y 140 resultaron lesionadas en el vecino distrito de Ache Central, donde hubo 1.500 inmuebles dañados, agregó Nugroho. El sismo también provocó deslaves y obligó a evacuar a cientos de personas a 10 albergues temporales.

Rescatistas y otros equipos de socorro llegaron a Bener Meriah, mientras que la fuerza aérea despachó un helicóptero y un avión CN-135, dijo Nugroho.

"Estamos concentrándonos en la búsqueda de personas que pudieran estar atrapadas bajo los escombros", dijo Rusli M. Salé, subjefe del distrito de Bener Meriah.

Agregó que al menos 25 de los heridos en su distrito fueron hospitalizados en cuidados intensivos.

Al momento del sismo, los habitantes del poblado salieron corriendo de sus casas y gritaban pidiendo ayuda.

"Veo que muchas casas fueron dañadas y que sus techos cayeron sobre algunas personas", dijo Bensu Elianita, una habitante de 22 años de edad del poblado de Bukit Sama, en el distrito de Ache Central. "Hubo muchas personas heridas, pero es difícil evacuarlas por los embotellamientos de tránsito".

El sismo también causó preocupación entre funcionarios que se encontraban en una reunión del foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico en Medan, la capital de la provincia vecina de Sumatra Septentrional. Agentes de seguridad escoltaron a los funcionarios a la sala de juntas del segundo piso.

Indonesia es proclive a la actividad sísmica debido a su ubicación sobre el Cinturón de Fuego del Pacífico, una cadena de volcanes y fallas tectónicas que circundan el Océano Pacífico.

En 2004, un potente terremoto cerca de Aceh generó un tsunami que mató a 230.000 personas en 14 países.