Con tres goles en la segunda mitad, el Querétaro de la primera división local venció el miércoles 3-2 a la selección de México que tuvo un desastroso cierre de su preparación para encarar la Copa de Oro.

El chileno Esteban Paredes cobró un penal y el portero Jonathan Orozco lo detuvo. Pero el brasileño Luis Souza aprovechó el rebote y convirtió el primer tanto del encuentro a los 64 minutos.

Después de eso, Amaury Escoto aprovechó un rebote dentro del área para agregar un tanto a los 76 y Diego De la Torre añadió una anotación a los 89 por el Querétaro, club en pretemporada rumbo al Apertura 2013 que arranca el 19 de julio.

Javier Orozco anotó dos anotaciones, una a los 90 y otra en tiempo de reposición para poner más decoroso el resultado qara México, que en sus otros encuentros de preparación venció 3-1 al Altamira y también perdió 1-0 con el Cruz Azul Hidalgo, ambos de la segunda división.

Los mexicanos, campeones vigentes de la CONCACAF arrancan su participación el próximo domingo cuando enfrenten a Panamá en el Rose Bowl de Pasadena, California.

México, que va por el tricampeonato del torneo con un seleccionado alterno, enfrentará a Canadá, Martinica y los panameños en el Grupo A.

La derrota enciende las alarmas para el equipo del entrenador José Manuel De la Torre, que en las eliminatorias mundialistas de la CONCACAF sólo ha ganado un partido con cinco empates.

Mientras De la Torre estaba en Brasil dirigiendo al primer equipo, Salvador Reyes tomó el control de este seleccionado. Pero el miércoles De la Torre reapareció en el banquillo y ahora estará al frente en la Copa de Oro.

Con De la Torre, México es tercero en el hexagonal final de la CONCACAF rumbo a Brasil 2014.

En la Confederaciones de Brasil 2013, las cosas no mejoraron mucho para el equipo mexicano que se fue eliminado en la primera ronda al perder ante Italia y Brasil en sus dos primeros partidos. Se despidieron con un triunfo ante Japón.

Al final del partido, los aficionados que acudieron al estadio Corregidora de Querétaro, ciudad localizada a unos 300 kilómetros al norte de la capital, despidieron al equipo mexicano con gritos de "Fuera Chepo, fuera Chepo".