El presidente de Bolivia dejó Europa el miércoles con rumbo a casa en medio de un drama diplomático, un día después de que su avión se desviara y retrasara en Austria entre insinuaciones de que trataba de llevarse al ex analista de inteligencia Edward Snowden a Latinoamérica.

Bolivia exigió explicaciones a varias naciones europeas a las que acusó que obstruir el vuelo de Evo Morales.

Funcionarios franceses negaron el miércoles que Francia impidiera el paso del avión del presidente boliviano por su espacio aéreo ante la sospecha de que Snowden estuviera a bordo. España también aseguró que la aeronave tenía libre paso por su territorio.

El avión que llevaba a Morales a Bolivia luego de haber despegado en Moscú fue desviado a Austria el martes por la noche, en un nuevo giro al furor diplomático por Snowden y la información confidencial de Estados Unidos que reveló. Despegó de Viena poco después del mediodía del miércoles.

Autoridades en Austria y Bolivia dijeron que Snowden no iba en el avión, el cual llevaba a Morales a su país después de acudir a una cumbre en Rusia. El presidente había insinuado que su gobierno estaba considerando dar asilo al estadounidense.

Se cree que el ex analista de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA, por sus siglas en inglés) está en un área de tránsito en un aeropuerto de la capital rusa, desde donde ha pedido asilo a más de una decena de países.

El embajador de Bolivia en Naciones Unidas insistió el miércoles desde Ginebra en que varios países europeos negaron permiso al avión para volar sobre su espacio aéreo.

Sacha Llorenti dijo que fue un "acto de agresión" y que Francia, España, Portugal e Italia violaron las leyes internacionales.

Llorenti aseveró que la orden provino de Estados Unidos, pero que otras naciones violaron la inmunidad del presidente y de su avión, lo que puso su vida en riesgo.

Funcionarios bolivianos dijeron que Francia, Portugal e Italia cerraron el paso al avión con base en rumores infundados de que Snowden iba a bordo. Bolivia y España acordaron que el avión repostara combustible en las Islas Canarias, pero solo si las autoridades bolivianas permitían una inspección.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores galo, Philippe Lalliot, dijo el miércoles que el avión de Morales tenía autorización para volar sobre Francia. Las autoridades francesas no comentaron sobre lo dicho por funcionarios bolivianos en sentido opuesto.

La cancillería en España dijo el miércoles en un comunicado que su país autorizó el martes el paso del avión boliviano por su espacio aéreo y que hiciera una reposta de combustible, y que de nuevo concedió permiso el miércoles

.

Un funcionario del Ministerio de Asuntos Exteriores español se negó a comentar cuando se le preguntó si España exigió inspeccionar el avión.

Las autoridades de Portugal e Italia no estaban disponibles para hablar del tema el miércoles por la mañana.

París ha criticado firmemente que la NSA hubiera espiado a países aliados, pero no ha ofrecido apoyo en público a Snowden.

Las filtraciones difundidas por el ex analista de la NSA dejaron ver que Estados Unidos recolecta ampliamente registros telefónicos y cierto contenido del tráfico en internet, aunque las autoridades de inteligencia estadounidenses han dicho que esos programas están enfocados en detectar a extranjeros y a sospechosos de terrorismo, en su mayoría en otros países.

Snowden ha pedido asilo en Venezuela, Bolivia y otros 18 países, de acuerdo con WikiLeaks, un portal especializado en filtrar información clasificada que está apoyando al estadounidense. Muchos países europeos en la lista —como Austria, Finlandia, Irlanda, los Países Bajos, Noruega, España y Suiza— dijeron que Snowden tenía que hacer la solicitud desde sus respectivos territorios.