El gobierno de Nicaragua emitió un decreto de alerta epidemiológica para enfrentar por medio de un plan especial el incremento de casos de dengue clásico y hemorrágico, luego que dos personas fallecieran a consecuencias de éste último, informaron el martes fuentes oficiales.

La vocera presidencial Rosario Murillo informó a través de medios oficialistas que el alerta y el plan, fueron aprobados por el presidente Daniel Ortega, para hacer frente a enfermedades propias de la estación lluviosa como el dengue, la influenza y la leptospirosis.

"Con el decreto de alerta epidemiológica y el plan especial se incrementará la comunicación y la participación de la población de cara a promover salud, porque sí hay preocupación en las autoridades de salud", dijo Murillo.

En el país, según las autoridades, han muerto cuatro personas por dengue, dos de ellas meses atrás por el de tipo clásico y últimas otras dos por el hemorrágico el pasado fin de semana.

Murillo explicó que el alerta implica que el trabajo del Ministerio de Salud, en los barrios, comarcas, municipios y departamentos en labores de destrucción de criaderos de mosquitos y el tratamiento de agua con abate, se aumentará considerablemente.

Los departamentos más afectados del país, según Murillo, son los occidentales Chinandega, León, Masaya en el suroriente y Chontales en el Centro.

Además informó que en el país hay presencia de casos de influenza HIN1, H3N2 y que aunque no se han reportado muchos casos en cifras "sí (es) mayor que el año pasado, además se nos viene encima la amenaza estacional de cada invierno, la leptospirosis", añadió sin brindar mayor detalle.

De acuerdo al último informe de la Dirección de Epidemiología del Minsa, en todo el país se han registrado un total de 7.416 casos sospechosos de dengue clásico, de los cuales 1.051 han sido confirmados. Las cifras superan los casos atendidos por las autoridades y personal de salud en 2012.